Recoba: "Tengo ganas de seguir en Nacional"

Álvaro Recoba manifestó sus ganas de seguir en Nacional al menos por una temporada más, con la intención de ser campeón y ponerle punto final a su carrera. Desde el club se anuncia que será el único renovado de los 12 contratos que caducan

Luego de una temporada para el olvido, donde Nacional finalizó último en la Copa Libertadores, perdió un clásico por 5-0 y no sumó ningún título, todo hacía presagiar que el vínculo de Álvaro Recoba en Nacional llegaría a su fin.

Pero el romance del hincha tricolor con el exquisito jugador se extenderá, según se confirmará en las próximas horas, por una temporada más.

El propio Recoba manifestó su intención de seguir en el club en diálogo con el programa Último al arco, de Sport 890, donde afirmó: “Tengo ganas de seguir. He hablado con todos los dirigentes y daba por descontado que si la intención mía era seguir el club iba a decir que sí. No nos hemos juntado a hablar de renovación pero doy por descontado de que se dará. Más allá de que me tengo que presentar el 9 de junio porque tengo contrato, la sensación mía es que si tengo ganas de seguir el club está contento de que así sea”.

El ex Danubio, de 38 años de edad, agregó que el dinero de su salario no será un impedimento para rubricar la renovación contractual: “Lo económico nunca será una traba. Fue lo que decidí cuando vine al club. Después como me salieron bien las cosas se me propuso cobrar un poco más pero tampoco por eso pedí nada, sino que salió del club. Hoy no es un impedimento para renovar. No quiero ser una obligación para el club, pero con todos los que he hablado me han dicho que quieren que siga, y varios lo han dicho públicamente. Cuando llegue el momento de estirar el contrato un año más no habrá inconveniente de ninguna de las dos partes”.

Consultado sobre su futuro, Recoba cerró: “Hoy sé que puedo ser importante en algunos momentos de los partidos. Creo que le sigo pegando bastante bien a la pelota. El día que vea que no puedo seguir, que no tengo fuerzas en las piernas o que me fastidie ir a entrenar, no iré más, pero no tiene por qué ser al final de un año. El día que vea que me da pereza y no quiera ir más, dejaré. No tengo ganas de irme a jugar a otro lado y no me van a llegar ofertas que me puedan hacer dudar de lo que yo quiero, que es estar acá. Este año entré menos y sé que podría haber jugado más, pero son decisiones de los entrenadores que acepto y contra las que no puedo hacer nada”.


Populares de la sección

Comentarios