Ratón Pírez: "Estoy arrepentido"

El jefe de seguridad de Danubio admitió su error, llamó cinco veces a Ramos pero no lo atendió y dijo que el domingo va a ver a la franja

"Me arrepiento sí. Ya pedí disculpas públicamente y mediante carta a los dirigentes, cuerpo técnico e hinchas. Fue un error y tiene razón la directiva”. Raúl Pírez es frontal. Sentado en el amplio campo que da al frente de su casa recibe a El Observador para un mano a mano donde cuenta los incidentes del pasado fin de semana en Jardines que determinaron su sanción (ver nota aparte).

¿Cómo se desencadenaron los hechos?
Lo que pasó es que un grupo de hinchas de Danubio, no fue uno como dijeron, fue un grupo, le recriminaba cosas de partidos anteriores, de la Copa, al técnico. Al terminar el primer tiempo Ramos entra corriendo y dice una palabra obscena a la gente, yo le dije a un integrante del cuerpo técnico que no provoque a la hinchada. Hace el gol Danubio, lo siguen insultando, le gritan cosas. Cuando termina el partido se da vuelta y hace un gesto obsceno, y se enloqueció la gente. Él dice que no lo hizo. Sale corriendo para el vestuario y yo me quedo con el profe en la cancha porque estaba discutiendo con la gente a través del tejido. Hasta que le digo ‘vamos’. En eso me llaman por teléfono que Leo estaba saliendo afuera a pelear y discutir. Lo va frenando la seguridad y él sacado no acata la orden. Cuando salgo le digo al presidente, ‘mirá que Ramos está sacado, ¿qué hago?’. Voy y le digo a él: ‘Leo ya está, no estás haciendo bien’. Y me dice ‘¿vos qué te metés? Vos estás para cuidarme a mí’ y le digo ‘por eso mismo, te estoy cuidando’, pero me insulta y empezamos a discutir.

¿Qué se recriminaban?
Le recriminé que a la gente de Danubio no le pude falta el respeto.

Ramos le recrimina que usted está para cuidarlo.
Me dice que estoy para defenderlo y él no acata la orden de la seguridad.

¿Le dijeron que no saliera?
Recibió la orden, lo que pasa que estaba a mil por hora y me hizo poner a mil a mí también.

¿Ramos lo insultó porque usted le dijo que no le faltara el respeto?
Me agredió verbalmente, y recibí un golpe por la cabeza que no sé de donde vino.

¿Por qué le aplicó un cabezazo al entrenador de goleros, Ruben Rodríguez?
Actué mal. Por su actitud, como se venía de frente pensé que me iba a agredir, y capaz que pagó los platos que no debía pagar. Es una excelente persona, hablé personalmente con él y me aceptó las disculpas. No lo tenía que haber hecho.

¿Se arrepiente?
Sí. Estoy arrepentido. Pedí disculpas públicamente a través de una carta a la directiva, al cuerpo técnico y a la gente de Danubio. Estamos primeros y que pase un suceso de estos es muy grave.

Usted le gritó a Ramos que lo iba a hacer echar como a Carrasco.
Yo con la calentura dije cosas que ni pensé, estoy arrepentido de haberlas dicho.

¿Pudo hablar con Ramos?
Intenté hablar cinco veces ayer y no me atendió el teléfono. Fui de mañana al Complejo para hablar con Ramos pero no había nadie porque entrenaron de tarde. Iba a ir pero el presidente me pidió: ‘Por favor Ratón, no vayas’. Yo me equivoqué, él se equivocó también y ahora espero su llamado.

Ramos dijo que tuvo varios cruces con usted.
Por motivos de trabajo. Pero personal no fue nada. Ramos ingresa gente conocida de él a los vestuarios. Los que ingresan al vestuario son solo directivos. Si me pasa gente que no es, un argentino, un amigo de Progreso, no lo puedo permitir, esto es profesional. Pero Ramos me dijo que en el vestuario mandaba él.

¿Usted se preparó para la tarea?
Tengo cursos de custodia, de servicios con armas y yo sé mis límites, se hasta dónde ir.

¿Y por qué reaccionó?
Me saqué porque me saltó el hincha de Danubio y un técnico no puede ir a recriminar a un hincha que paga la entrada.

¿Con cuántas personas trabaja?
Tengo un directivo, Ares, con el que desde hace dos partidos estábamos coordinado todo. Antes lo coordinaba yo y me enloquecían. Somos un mínimo de tres y un máximo de seis que se votó en directiva pero por razones económicas no pueden contratar más gente. Fijos somos tres, yo y mis dos hijos.

El domingo juega Danubio, ¿qué va a hacer?
Yo soy hincha de Danubio y socio de Danubio. ¡Cómo no voy a ir! Al vestuario no voy, no me corresponde, pero a la cancha sí.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios