Rafa en suspenso

España. Las condiciones físicas para que el tenista número uno de la roja juegue ante Estados Unidos por las semifinales de la Davis son mínimas

La inquietud ganó a los españoles. Se avecina el esperado duelo contra Estados Unidos por las semifinales de la Copa Davis y Rafael Nadal no está en optimas condiciones.

El rey del tenis español inició hace dos semanas un tratamiento para sus lesiones de rodilla. Rafa se internó en la clínica CIMA de Barcelona por lo que debió abandonar los entrenamientos.

El hecho es que aún no volvió a las pistas y, según la prensa española, no se tiene una fecha fija para su regreso. Entonces, mientras el tiempo pasa, el partido se avecina.

Claro que nadie quiere confirmar la baja de Rafa. Los españoles  mantienen viva la esperanza hasta último momento.

Pero el diario Marca reveló una charla entre el capitán del equipo Álex Corretja y el líder del equipo.

Dicen que cuando Corretja pidió reunirse con Rafa el pasado 20 de agosto, el tenista le hizo saber de que las posibilidades de jugar contra los estadounidenses eran mínimas.

La charla se desarrolló en el Real Club de Tenis de Barcelona, antes de que el capitán de la Copa Davis partiera hacia Estados Unidos al último Grand Slam del año.

Corretja apeló a animar a Nadal por lo que le expresó que lo esperaría el tiempo que fuera necesario.

A todo esto la Federación Española de Tenis retrasó el anuncio de la convocatoria para la penúltima ronda hasta el próximo martes, la fecha límite, pero Corretja vuelve este fin de semana de Nueva York sabedor de que no podrá contar por tercera eliminatoria consecutiva con Nadal.

“Siento la tranquilidad que me da saber que volveré cuando me sienta preparado para jugar al nivel que realmente quiero y no tener que sufrir en cada partido”, dijo Nadal a TVE en el descanso de la Supercopa que enfrentó a Real Madrid y Barcelona el pasado miércoles.

Consultado sobre si estará listo para las semifinales de la Copa Davis que se disputarán entre los días  14 y el 16 de setiembre en Gijón, se limitó a responder: “No lo sé”.

Y agregó: “Lo cierto es que no tengo ni idea, cuando llegue el momento se decidirá si la rodilla está bien y entonces será el capitán quien tome la decisión”.

Pero en su fuego más íntimo sabe que su presencia en el duelo de la Davis es compleja.

El médico Ángel Ruiz Cotorro, de la Federación Española de Tenis, dijo el pasado mes que Nadal estaba sufriendo el conocido como síndrome de Hoffa, una inflamación del tendón justo por debajo de la rótula de la pierna izquierda.

Esta situación determina que tampoco es segura la participación de Rafa en la gira asiática, donde está apuntado en el Open 500 de Pekín y el Masters 1.000 de Shangái. Defiende 300 puntos de la final de Tokio en 2011, pero ahora mismo el ranking es lo que menos le importa.

Hay un detalle que no debe pasar desapercibido. La Davis se jugará en cemento, una superficie agresiva para sus articulaciones.

Rafa quiere volver en plenitud de condiciones y por eso anunció que en la próxima temporada será más selectivo a la hora de determinar en qué torneos participará.

En la actualidad todo parece estar en el aire para Rafa. Ni siquiera es seguro que el mejor tenista español pueda estar en la cita de maestros prevista para final de año, que se disputará en el O2 de Londres entre los días 5 y 12 de noviembre, a la que accedió matemáticamente después de su séptimo título de Roland Garros en junio pasado.


Populares de la sección

Comentarios