Rabajda y Chijane compraron el más caro

Remate. Los empresarios desembolsaron US$ 114.500

Gerardo Rabajda, exgolero de Peñarol y representante de jugadores, compró junto a su socio Álvaro Chijane el palco que se subastó a mayor precio el martes en el salón Ballroom del hotel Sheraton.

Sobre un piso de US$ 65 mil, el palco con ubicación central en el futuro estadio de Peñarol, se remató en US$ 114.500. Inmediatamente, Rabajda abandonó el salón.

Peñarol había anunciado que de los 112 palcos ofertados (de los cuales se remataron 57), dos fueron reservados para la institución y uno para la televisión, es decir para Francisco Casal.

El director de Tenfield ya posee uno en el Parque Central.

También adquirieron palcos el actual presidente del club, Juan Pedro Damiani –quien lo pagó en más de US$ 105 mil–, el vicepresidente Edgard Welker, el delegado Jorge Barrera, así como también otros exfutbolistas: Pablo Forlán, Diego Aguirre y Paolo Montero, quien lo abonó en US$ 87 mil y lo compartirá con Marcelo Zalayeta.

Los primeros 25 palcos se remataron en el entorno de US$ 100 mil.

Después el precio decreció a entre US$ 80 mil y US$ 90 mil.

Agotados los palcos centrales que se remataron, se procedió al sorteo de los laterales entre los socios de mayor antigüedad y a un precio de US$ 65 mil.

Según informaciones oficiales de Peñarol, el club recaudó alrededor de US$ 10 millones.

Damiani, quien abrió la ceremonia, dijo que entre los presentes tenía varios amigos bancarios y que por eso no iba a tener problemas con los avales. También exhortó a los hinchas a no temerle a las brujas, “pero a las brujas de nuestras señoras, que a veces no entienden nuestras pasiones”, bromeó el titular aurinegro. 


Populares de la sección

Comentarios