"Quiero que sea el primer uruguayo en las 500 millas"

El Observador dialogó con el chileno, flamante manager de Santiago Urrutia en EEUU

Es el único chileno que ha llegado a la Fórmula 1 y lo comenta con cierta cuota de orgullo, pero también de resignación. Ha estado en el podio de las 500 Millas de Indianápolis y fue vencedor en varias competencias de la IndyCar Series.  Sus compatriotas le han cuestionado recientemente por qué no impulsa a pilotos de su nacionalidad como lo hace con el uruguayo Santiago Urrutia y no ha tenido duda en manifestar que lo hará “cuando aparezca uno que tenga el talento, la edad y sobre todo las ganas de sacrificarse por llegar”.

El Observador dialogó con Eliseo Salazar minutos después de que su pupilo se llevara una trascendente victoria en la meca del automovilismo norteamericano, compitiendo en el Campeonato Pro Mazda.

¿Cómo evalúa la decisión de Santiago Urrutia de redirigir su carrera deportiva hacia Estados Unidos?
Llevo 40 años en el automovilismo, 20 de ellos aquí en Estados Unidos. He competido en la Fórmula 1 y he largado en varias oportunidades en Indianápolis, donde logré un cuarto y un tercer puesto. Siempre he sido un admirador del automovilismo de Estados Unidos porque es muy competitivo, pero también porque valora mucho el talento, aún más que el poder económico, algo difícil de encontrar en Europa.

¿Qué ve en Santiago que lo llevó a impulsar su carrera?
Como admirador del automovilismo norteamericano he intentado traer muchachos chilenos, pero es difícil. Es un cóctel complejo donde se deben conjugar talento, condiciones naturales, esfuerzo, sacrificio, ganas de seguir adelante, marketing, y creo que Santiago tiene ese cóctel. Tiene 18 años y ganas de seguir adelante, así que estoy feliz de ayudarlo. Quiero ser parte cuando se transforme en el primer uruguayo en largar las 500 Millas de Indianápolis, el mayor evento del automovilismo mundial. Estoy muy contento de mi relación con él y con su familia, así que feliz por todo eso.

El patrocinio ha sido siempre una limitante para el crecimiento de los pilotos uruguayos. ¿Cree que existe la posibilidad de que Urrutia logre reunir parte del presupuesto fuera de su país?
Creo que existe la posibilidad de conseguir patrocinio fuera de Uruguay, aunque el apoyo de sus patrocinadores, tanto estatales como privados, seguirá siendo vital. De hecho, yo competí aquí durante muchos años sin contar con todo el patrocino de Chile. Los equipos importantes valoran el talento y cuentan con sus propios patrocinadores por lo que no hay que reunir el presupuesto completo, como pasa hoy en la Fórmula 1, donde es imposible si no vienes de un mercado grande.

El camino a la IndyCar parece estar mejor definido que el de la Fórmula 1, ¿lo ve así?
Esa es otra gran diferencia: aquí el camino es súper claro. Ojalá que, si todo sale bien, Santi sea campeón de la Pro Mazda, después de el paso a la Indy Lights, que es el previo a la IndyCar. El próximo año será muy importante para la IndyCar porque se festejarán las 100 ediciones de las 500 Millas de Indianápolis. ¿Por qué no soñar con que Santiago haga el año próximo Indy Lights y que se convierta en el primer uruguayo en largar las 500 Millas? Ese es el camino y lo vamos a ayudar. A mí me ha costado sangre, sudor y lágrimas -literalmente- lograr lo que he conseguido en los Estados Unidos, estar en el podio de Indianápolis, haber ganado carreras de IndyCar y se lo voy a transferir porque es un chico que tiene talento y ganas de sacrificarse


Fuente: Rafael Fernández @rafauy

Populares de la sección

Comentarios