“Quiero que me recuerden jugando”

Álvaro Recoba pretende dejar una buena imagen antes de abandonar el fútbol al final del Uruguayo

"A los 37 años quiero que me recuerden jugando al fútbol y no que terminé  mi carrera lesionado”, dijo Álvaro Recoba a El Observador después de la práctica del miércoles. El jugador de Nacional anunció que al final del actual Campeonato Uruguayo (junio de 2014) piensa retirarse del fútbol activo porque el físico ya le está pasando factura.

El Chino se perdió los últimos dos partidos del Apertura por una molestia en los gemelos y a lo largo del último año fueron varios los encuentros que tuvo que mirar desde la tribuna por distintas lesiones.

El miércoles hizo 25 minutos de fútbol y se sintió bien, por lo que es posible que el sábado integre el banco de suplentes frente a El Tanque Sisley. “Estoy mejor. No 100%, pero bien. Patee fuerte la pelota y no sentí molestias durante el ratito de fútbol que jugué. Pero viste como es esto...”, dijo el Chino.

Se refiere a que el miércoles 18 también estaba bien, pero hizo un movimiento inadecuado y se quedó afuera del partido contra River Plate. “La semana pasada venía bien, no había sentido molestias, pero entrenamos en la cancha de piso sintético y sentí una molestia arriba, donde se junta el gemelo con el tendón que me sacó del fútbol y del partido con River”.

Eso fue lo que más le amargó, perderse uno de los mejores encuentros del torneo: “Venía muy bien, de estar a la orden todos los partidos y llega esa práctica contra el Torque y sentí una molestia que me sacó del partido contra Danubio. Eso me amargó, pero no significa que me saque las ganas”, aclaró.

La semana actual la empezó diferente, “sintiéndome mejor”. El preparador físico Gustavo Roberti le dijo que si el martes hacía un poco de fútbol y el miércoles participaba sin problemas de la práctica semanal, “podía ir al banco, aunque sé que hay compañeros que están entrenando más tiempo”.

“Quiero ser importante para el equipo dónde me toque estar. Si es en el banco, mejor, pero lo decidiré con el técnico, los profes y los médicos” admitió el jugador.

Recoba estaba de buen humor, sonriente, tal vez porque los dolores lo dejaron tranquilo y consiguió hacer lo que mejor hace: jugar al fútbol. Un poco apurado porque tenía que hacer un trámite en ANTEL. Pero dispuesto a atender a los periodistas que se acercaron al Parque Central y requirieron su palabra.

El domingo disfrutó

“Me gusta integrar el plantel porque uno puede ayudar al equipo en cualquier momento. Afuera se sufre más, aunque el domingo lo disfruté” porque Nacional jugó un buen partido y bajó al líder del momento.

Para el Chino, el partido del domingo pasado “fue el mejor de Nacional del año, vi muy bien al equipo, con intensidad. Mantuvo el ritmo alto y eso le quitó velocidad al juego de River, que sabemos que es importante”.

Si bien le agradó el juego, dejó en claro que “mientras menos lo vea de afuera, mejor”. Quiere jugar y quemar los últimos cartuchos adentro de la cancha.

Eso hace que a veces se apure para volver a estar bien y el físico lo siente: “No quiero sentir molestias. Pero la ansiedad de querer hacer todo. Contra Torque estaba con ganas y quise jugar los 60 minutos. Ese día tendría que haber jugado media hora. Pero me sentí bien, seguí y me cargué un gemelo y tuve que salir”.

Las prácticas del jueves y viernes serán claves para que Arruabarrena defina si lo incluye entre los concentrados. “El tema es que ahora ya no hacemos nada hasta el partido” dijo el Chino. La práctica de fútbol fuerte fue el miércoles. Esa prueba la pasó. Ahora es momento de la resolución.  


Populares de la sección

Comentarios