"Quiero que el malo de la película sea yo"

El flamante técnico tricolor pasó de la cancha a la sala de prensa y dio un panorama de lo que quiere para el futuro

De la cancha a la sala de prensa sin escalas. Sin bañarse, sin charla con sus colaboradores, sin pausas. Apenas culminó el entrenamiento de la mañana en Los Céspedes, el entrenador respondió las preguntas de la prensa. Las principales expresiones del entrenador, fueron: “El ánimo del plantel es el ideal después de una victoria importante. Hay alegría, y eso va a servir para ir de a poco incorporando nuestra idea”.

“Esto es día tras día. Los jugadores nos van a ir conociendo, intentarán analizarnos y yo voy a tratar de conocer cómo es la personalidad y la forma de ser de esos 32 jugadores”.

“El camino que tenemos es partido tras partido. Hoy (el viernes) vivimos la alegría por haber clasificado, pero ya está. Ahora hay que pensar en Bella Vista, el próximo rival (el domingo)”.

“En el entrenamiento de la tarde del sábado veremos cómo evolucionaron los jugadores tras el partido del jueves y allí definiremos con qué equipo y cómo jugaremos. Quiero tener a los 32 jugadores bien dispuestos. Después entran 11, pero que todos demuestren que tienen ganas de lucharla y que el malo de la película sea el entrenador”.

“Cada uno tiene su forma de llegarle al jugador. A nosotros siempre nos gustan los entrenamientos intensos, que se trabaje con alegría y que el jugador quiera venir a entrenar. No hay que hablar tanto sino trabajar,”

“En Tigre trabajamos en forma más amateur en el tema de la motivación. Me gustan los videos reflexivos y de motivación, dependiendo de cómo vea al grupo y de las diferentes situaciones por las que atraviese el mismo. En el semestre en el que necesitamos sacar muchos puntos, el club me presentó a una profesional. El tema del sicólogo es un asunto tabú en el fútbol argentino y supongo que aquí también debe ser complicado. Lo digo porque en Argentina esos sicólogos trajeron más problemas que soluciones, porque el jugador siempre está atento a sí lo trae el entrenador o el dirigente. Sobre la situación puntual, me pregunté: ¿Funcionó el sicólogo? Sí, funcionó. ¿Te hace jugar mejor? No sé, pero te da las opciones suficientes para salir en un momento complicado. En Nacional es otra situación: es un plantel que recién conozco y por la mentalidad que tienen los jugadores están acostumbrados a pelear cosas importantes”

“No pensé que la bandera fuera tan grande. Me gustó ver el estadio lleno. Eso significa que el equipo demuestra algo y el hincha se siente identificado. Esperemos no perder eso”.

“En el plantel hay una mezcla de jugadores jóvenes con veteranos y uno va a tratar de poner siempre a los que vea mejor. Aquí hay mucho resuelto y lo notás en los entrenamientos, en la mirada de los chicos, eso es bueno. Todos queremos jugar, pero entran 11. Tanto grandes como chicos”, dijo.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios