Quieren a Eguren, pero les falta dinero

A los albos le seduce la posibilidad de contratar al volante, aunque no le pueden pagar el sueldo que gana

En dos semanas a Nacional se le desarmó el mediocampo. Facundo Píriz fue transferido a Rusia y el sábado se fracturó Maximiliano Calzada. Como consecuencia de ello, los tricolores tienen que salir a reforzar el equipo y se encontraron con la posibilidad de que Sebastián Eguren puede retornar a Montevideo para defender al club.
Sin embargo, los dirigentes se enfrentan a una situación económica desfavorable para Eguren, porque los presididos por Eduardo Ache ya hicieron la inversión que tenían prevista para este período de pases con las contrataciones de Sebastián Abreu, Iván Alonso, Juan Albín y Efraín Cortés.

Es por esa razón que si el volante uruguayo que juega en Libertad, está dispuesto a retornar a Uruguay sin percibir el salario que cobra en Paraguay será jugar de Nacional, disputará la Copa Bridgestone Libertadores y buscará el tricampeonato Uruguayo, al tiempo que reforzará un plantel integrado por jugadores destacados para el medio local, dijeron a El Observador. Si Eguren no acepta bajar sus ingresos, Nacional manejará otras opciones, aunque consideren que el volante que juega en la selección de Tabárez es el indicado para ocupar ese lugar en un semestre en el que los albos realizaron una gran apuesta futbolística.

En caso de que no prospere la llegada de Eguren, la otra opción que maneja la actual directiva de Nacional es la de Diego Arismendi, el volante que se formó en Nacional y que, tras jugar en el fútbol inglés, volvió a Montevideo. El futbolista entrena en Los Céspedes desde diciembre.

Arismendi va camino a lograr su mejor forma, pero aún no está para disputar en el nivel que exige la Copa.
Antes de la lesión de Calzada, Nacional estaba interesado en firmar contrato con el jugador.

La otra carta que tiene el club del Parque Central en la manga es la de Rafael García, el volante de Nacional que fue cedido a préstamo a Fénix para toda la temporada.

Si no llegara a arreglar con Eguren ni con Arismendi, Nacional gestionará ante Fénix la posibilidad de que liberen al futbolista.

El club realizará consultas ante la AUF para conocer si está habilitado para volver al club que pertenece para jugar el Clausura y la Libertadores.

Sin Píriz ni Calzada, el técnico Gustavo Díaz tiene para la función de volante de contención solamente al argentino Israel Damonte –que cuando Píriz se fracturó la clavícula en octubre de 2012 recuperó la titularidad–, a Santiago Romero  –que juega como tercer volante de marca cuando el equipo va con tres jugadores con esa característica– y a Juan Ramón Curbelo.


Populares de la sección

Comentarios