¿Quiénes van al sacrificio a La Paz?

El cuerpo técnico de la celeste analiza no someter a todo el grupo al desgaste de la altura y algunos jugadores podrían ser reservados para el partido con Colombia

La Paz es un problema complejo de descifrar. Producto de los análisis y estudios realizados por los especialistas, se probaron todas las teorías. Pero no hay caso. Contra la naturaleza no se puede.

Hubo intentos para ganarle a la altura. Aclimatarse un mes, estar una semana, tres días antes, llegar el día previo y finalmente la última de todas las teorías: la de bajar del avión, ir al partido, y retirarse. Si hasta en los últimos tiempos algunos clubes argentinos probaron minimizar los efectos haciendo tomar viagra a los futbolistas. Un tema que se trató en la selección y se descartó.

El técnico Óscar Washington Tabárez prefiere desdramatizar la situación y resume todo diciendo que es un partido de fútbol, no un juego contra la altura.

Sin embargo, el cambio de calendario trajo aparejados variantes en la planificación. Es que antes se viajaba a La Paz para cerrar una doble fecha. Es decir, luego del desgaste del partido, los jugadores volvían a sus equipos.

Ahora el destino marca el camino inverso. Luego del desgaste en La Paz espera Colombia en el Centenario. Por tal motivo, el cuerpo técnico maneja la posibilidad de que algunos jugadores no viajen a La Paz y reservarlos para el juego contra los colombianos. Esa teoría no es nueva. Sin ir más lejos, la aplicó Perú durante la conducción de Sergio Markarian.

Celso Otero, entrenador alterno que tendrá la misión de dirigir ambos encuentros ante la suspensión de Tabárez, confirmó que es un tema que está en estudio.

"Todo eso pasa por nuestra cabeza, pero no lo voy a decir en la prensa", expresó en radio Sport.

La situación plantea la interrogante: ¿qué jugadores no deberían viajar a Bolivia y ser reservados para el juego contra Colombia?

Los que más jugaron

En este tema hay que ser muy cuidadoso. Se suele hablar con ligereza como si el cuerpo técnico o la sanidad de la selección estuvieran integrados por gente improvisada. Vistas las cartas y la posibilidad que dejó entrever Otero, se puede desprender que de pronto se apele a guardar a los futbolistas que tuvieron más actividad en los últimos tiempos. En ese sentido los abanderados son Diego Godín y Maximiliano Pereira.

Cuesta creer que el DT prescinda del capitán Godín. Maxi tuvo dificultades para controlar su zona y fue suplantado en el último juego en La Paz. Otro que jugó bastante y tiene doble competencia es Carlos Sánchez en River Plate.

Cebolla y Egidio frágiles

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de formar el plantel que viajará a La Paz es el estado sanitario. Hay futbolistas que están frágiles debido a lesiones sufridas en los últimos tiempos.

Un claro ejemplo es el de Cebolla Rodríguez, que vive acosado por las lesiones. Pero como contrapartida, el jugador de Independiente registra buenos antecedentes en la altura.

Mientras que Egidio Arévalo Ríos volvió a entrenarse en Tigres tras dos semanas al margen por lumbalgia. El miércoles no jugó en su club, pero está pronto.

El tema está a estudio. El cambio de calendario modificó una planificación que era rutinaria. Lo concreto es que esta vez la estadía celeste en La Paz no pasará de seis horas.


Populares de la sección