¿Quién se armó mejor: Peñarol o Nacional?

Peñarol quiere cambiar la imagen opaca que dejó en el Clausura y Nacional con un nuevo entrenador que quiere más competencia interna
Para muchos, en los períodos de pases se comienzan a ganar los campeonatos. En Peñarol y Nacional parecen considerarlo así y en ese sentido han salido al mercado en busca de refuerzos, según las necesidades de sus equipos y planteles, teniendo en cuenta la planificación para los próximos meses y, también, atentos a las posibles bajas que puedan sufrir.

¿Se puede decir quién ha comprado mejor hasta el momento? Para eso se puede tener en cuenta la cantidad, la calidad y comparar el antes y el después de las zonas a la que llegaron los jugadores. Pero, como siempre, en la cancha y los resultados determinarán qué equipo acertó más.

Hasta el momento los carboneros han realizado siete incorporaciones y los tricolores cuatro, y cada técnico ha fichado jugadores con perfiles para lo que quieren ver en los nuevos equipos que están configurando por estos días.

Jorge Da Silva, luego de un Clausura en el que no encontró funcionamiento, comenzó poblando el medio con la llegada de Ángel Rodríguez y Guzmán Pereira, dos volantes centrales de categoría, y con Juan Boselli como un jugador con proyección a futuro que puede ganarse un lugar en los 11. Además, le dio velocidad al ataque con las llegadas de Luis Urruti y Nicolás Dibble, dos delanteros por afuera, y apostó a los goles del paraguayo Gabriel Ávalos. También se reforzó en la defensa con la llegada de Maximiliano Perg.

En Nacional, Martín Lasarte sumó a Sebastián Rodríguez a la línea de volantes de marca y mixtos, a Brian Lozano, como enganche o volante ofensivo, a Hugo Silveira, como jugador de área en el ataque, y espera la inminente llegada de Tabaré Viudez, atacante veloz que vuelve al club.

Si se tienen en cuenta los nombres, en Peñarol, Guzmán Pereira aparece como el de más recorrido al haber sido parte del proceso de selección del maestro Óscar Tabárez y de haber tenido una corta experiencia internacional en la Universidad de Chile.

Además, los aurinegros sumaron a jugadores con perspectivas de futuro, que demostraron buenos rendimientos en el pasado Uruguayo, y que deberán consolidarse en el carbonero: Ángel, Dibble, Urruti y Perg. En tanto, Boselli es una apuesta a futuro, si bien ya ha tenido actuaciones interesantes en Juventud de Las Piedras, mientras que Ávalos es todo una incógnita sobre cómo se adaptará al equipo y responderá.

Por su parte, Nacional incorporó a dos jugadores de renombre: Lozano y Viudez. El primero, que llegó de forma inesperada a los albos, fue figura en Defensor Sporting y en el Panamericano de Toronto 2015, y tras no adaptarse a América de México fue prestado. El segundo, ya fue campeón con los violetas y con los tricolores, y vuelve al club luego de jugar en River, donde tuvo un comienzo prometedor, pero luego se quedó. Ambos son jugadores que, estando en buenas condiciones, en Uruguay deberían desnivelar.

Las otras incorporaciones que llegaron a Los Céspedes son la de Rodríguez, quien se destacó en Liverpool y deberá competir en el puesto con Porras, Romero y Carballo; y Silveira, quien llega para ponerle altura a la delantera y como una apuesta a potenciar para el futuro.

Al analizar las posiciones de los fichajes, Da Silva quiso armar un mediocampo nuevo –ya no estarán Luis Aguiar ni Federico Valverde, Marcel Novick está lesionado y Nahitan Nandez puede emigrar- y para eso sumó a Pereira y a Ángel. Además, el DT señaló que quiere velocidad y explosión en ataque, para lo que sumó a Dibble y Urruti, e incluso Boselli puede cumplir ese rol. Ahora, se busca otro zaguero –ya está Perg-, también tiene en carpeta el atacante Gastón Rodríguez y está atento a lo que pueda ocurrir en el arco, donde Gastón Guruceaga podría irse, lo que implicaría tener que buscar un sustituto.

En Nacional, Lasarte es partidario de la idea de que todos los futbolistas tengan un compañero con el que deban disputarse la titularidad. Por eso, se busca un lateral derecho que compita con Fucile. Hasta el momento, los fichajes han sido de corte ofensivo –el DT reconoció que algunos jugadores no pueden tener los minutos deseados y puede haber caras largas-, y también se busca sumar un volante de marca –todo indica que será Diego Arismendi- y un zaguero –que puede ser Rafael García-. Además, siguen las negocaciones por Junior Arias.

Como siempre, con el período de pases europeo que cierra el 31 de agosto y la posibilidad abierta de que puedan haber salidas hacia ese mercado, habrá que esperar hasta esa fecha para ver cómo queda definido el cuadro de altas y bajas de los grandes, y cual de ellos fue el que conformó el mejor plantel para el próximo semestre.

Populares de la sección

Acerca del autor