¿Quién hace los goles si no está López?

En la Bombonera, Nacional necesita convertir sí o sí
La semana que viene Nacional viajará a Buenos Aires con un objetivo primordial: hacer un gol. Es la única forma de tener esperanza de clasificar a semifinales de la Copa Libertadores. Después del 1 a 1 en el Parque Central, el 0 a 0 en la Bombonera clasificará a Boca Juniors .

La pregunta es ¿quién hace los goles si no está Nicolás López? Todavía es apresurado asegurar que el Diente no llegará a la revancha, pero es bueno hacer un repaso por si el goleador no se recupera.

López es, por destrozo, el goleador del equipo en 2016. Suma 11 goles oficiales: siete en el Clausura y cuatro en la Libertadores. Tres de ellos los marcó de penal, pero también es infalible definiendo en el área o mano a mano con el golero.

El segundo lugar en la tabla de goleadores de Nacional en lo que va de este año lo comparten Leandro Barcia y Kevin Ramírez, con tres cada uno. El sistema que utiliza Munúa, con ambos jugadores abiertos haciendo el desdoble por las bandas, no les permite estar permanentemente en el área.

Sebastián Fernández y Léo Gamalho tienen dos cada uno. Son los delanteros que ocupan una posición similar a la del Diente en la cancha. Papelito es su socio en el ataque y el segundo goleador de la temporada (suma nueve), pero este año tiene solo dos: uno en el Clausura y otro el jueves contra Boca. El brasileño es el sustituto de López, con características distintas. Es para jugar al centro, para ir al choque con los defensores, sin la fineza del Diente en la definición.

Romero es un jugador que convierte goles importantes (en clásicos, contra Corinthians), pero su función en el campo es otra.

Boca echó a Osvaldo

El jueves, después del partido contra Nacional, Guillermo Barros Schelotto separó del plantel de Boca a Daniel Osvaldo, quien ya no estará en la revancha. El delantero entró los últimos cinco minutos del partido en el Parque Central. Al cabo del mismo se retiró molesto, sin saludar a nadie y contestándole "andá a cagar" a un funcionario que le preguntó si le pasaba algo. De yapa, cuando el técnico entró al vestuario lo encontró fumando.

Todo se suma a una serie de polémicas que colmaron la paciencia del técnico y del club.


Populares de la sección