¿Quién arregla la defensa?

Nervios, errores y desprolijidades gobernaron el fondo mirasol y el domingo visita el Franzini

Primera fecha del campeonato: Sandoval ya juega con la tribuna en contra. El temperamento traiciona a Macaluso y comete faltas peligrosas. Gonzalo Viera aún no se amoldó y le pega sin destino seguro a la pelota. Baltasar Silva ingresa en el descontrol generalizado. Conclusión: cada ataque de River provocó un descalabro. Y menos mal que sacó el pie del acelerador en el segundo tiempo...

Es clara la primera conclusión de Peñarol en su debut: tiene serios problemas en el fondo. Y lo peor del caso es que no se dispone de tanto tiempo para correcciones. El fin de semana lo espera una compleja salida a la cancha de Defensor.

El técnico Diego Alonso mencionó permanentemente en la conferencia de prensa la palabra  seguridad.

¿Quién arregla este tema es la gran pregunta? Porque hay otro tema: la mayor parte de sus hombres del sector defensivo son temperamentales, entonces juegan al filo y regalan faltas innecesarias al rival. Al margen de que las distracciones fueron tremendas.

La primera solución que se presenta a mano es Joe Bizera. Entrenó como titular en la semana pero el técnico finalmente no lo incluyó en el equipo.

¿Puede arreglar el desbarajuste del debut? Un hombre solo no puede asumir todo. Pero aportará experiencia, aplomo. A Peñarol lo desbordaron, le ganaron por elevación, en velocidad y cuando lo presionaron sufrió.

Otra opción es Darío Rodríguez, que está suspendido, y le quedan algunas fechas para volver. El tema es que el calendario que le tocó al aurinegro es complejo de entrada. Y si no arregla rápido el tema, el asunto se puede complicar.

¿Qué dice el técnico Diego Alonso al respecto? Cuando le preguntaron si River Plate es superior a su equipo, respondió.

“Sí que River jugó muy bien, pero creo que no es mejor equipo que nosotros. Hoy (el sábado) jugó mejor, sin dudas, porque ganó, jamás le quitamos méritos a lo que pueda hacer el rival. Pero a mi entender no estuvimos seguros y eso lo terminamos pagando, cometimos errores y perjudicó a nivel general. Por contrapartida debo decir que marcamos dos goles y cuando uno marca dos goles debe ganar. Con un hombre menos tuvimos que arriesgar muchísimo para remontar el resultado. Pero River golpeó en momentos que fueron justos y no nos dio la posibilidad de remontar”.

En la conferencia se le consultó si con Bizera en cancha podía haber cambiado el panorama. Respondió: “No lo sé, no me puedo lamentar de los que no pudieron jugar”.

Volvió a meterse en el tema de la seguridad: “Es un tema a mi entender de confianza, de resultado, cuando uno gana es cuando se siente con confianza, gana en seguridad a nivel general, cuando uno habla de defender bien no habla solo de la defensa”.

Y dejó picando la sensación de que meterá mano en el equipo.

“Lo que vamos a hacer es pensar, revisar, y tomar decisiones de acuerdo a lo que nosotros pensemos y de acuerdo a lo que estemos viendo”.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios