¿Qué ocurre dentro del cráneo con una lesión como la de Palito?

Varios médicos coinciden en la gravedad de que el jugador haya sufrido dos lesiones cerebrales en un mes, y promueven un protocolo a aplicar en el fútbol

La salud de Álvaro “Palito” Pereira corre riesgo. Lo dicen médicos preocupados por el segundo golpe en la cabeza que sufrió el jugador en un mes, durante un partido de San Pablo el sábado. Tras la atención médica, el jugador volvió a jugar.

La imagen no fue tan amplificada como la anterior en el Mundial: el lateral celeste tendido en el suelo inconsciente, luego de chocar con la sien contra la rodilla del inglés Raheem Sterling. El médico Alberto Pan exigió el cambio, pero el jugador rechazó  el pedido y retornó al campo aún mareado.

La Sociedad Uruguaya de Neurocirugía pretende  por estos días elaborar un protocolo de atención para ayudar a los médicos del fútbol. Su presidente, Fernando Martínez, lo pensó luego de ver varios casos en el Mundial, como el de Javier Mascherano en la semifinal Holanda-Argentina  y del alemán Cristopher Kramer en la final con Argentina, que tras sufrir un golpe siguió jugando, pero debió salir cuando le preguntó al juez que hacían en la cancha.

El riesgo de las lesiones cerebrales es menospreciado por el fútbol, y la cultura aplaude a quien arriesga el físico. Además de los riesgos inmediatos, las peores consecuencias pueden aparecer muchos años después, cuando el jugador no es ni famoso ni tiene un sistema que lo proteja, y pueden terminar en demencia.

Gravedad
Para Martínez la situación de Pereira o cualquier deportista que recibe un golpe con pérdida de conocimiento es clara: “No puede jugar. Por una razón: no sabés qué tiene. Aunque en general los estudios dan normales, forma parte de la definición de concusión: un traumatismo que no produce alteración estructural en el cerebro pero sí alteración funcional. Es como el celular que se te cae: lo prendés y apagás y arranca. No tuvo daño en la estructura pero sí en el programa”.

Según Martínez el caso se agrava si se tiene en cuenta que “un atleta que sufre un traumatismo de cráneo multiplica por cuatro el riesgo de recibir otro. Con Palito se dio”. Puede influir la personalidad vehemente del jugador, que lleva a tomar más riesgos, pero también que “la coordinación visión espacial puede no quedar bien y no permite evitar choques”.

“Lo otro que se plantea, pero por ahora no tiene absoluta convicción científica, es que traumatismos repetidos se pueden asociar a mayores posibilidades de demencia en el futuro. Está demostrado para los boxeadores, se denomina demencia pugilística”, agregó Martínez.

“Estos traumatismos son similares a la caída de una moto sin casco, que genera pérdida fugaz de conocimiento. A nadie se le permitiría conducir luego de un golpe así” expresa Julio Trostchansky, presidente del Sindicato Médico del Uruguay, que trabaja con Martínez en el protocolo.

“Llama la atención que no se tome con seriedad. El paciente debe permanecer en observación y valorado por estudios radiológicos, como tomografía de cráneo”, agrega Trostchansky.

Según los especialistas las consecuencias más graves son las menos visibles. “Lo ves y hace tareas con normalidad, pero si le hacés estudios neuropsicológicos, en general se ve que tuvo una performance más lenta. Tiene trastornos de coordinación espacial. Este tipo de trauma nunca es gratis”.

El protocolo
En Uruguay, la decisión de quitar a un jugador de la cancha está en manos del DT, y el médico no tiene la autoridad reglamentaria para impedirlo. Los ejemplos de Alexander Medina, Richard Porta o Carlos Valdez en clásicos de los últimos años son claros.

“En otros deportes existen protocolos de cómo tomar decisiones en función de aspectos médicos. En el fútbol no está protocolizado, muchas veces la decisión del médico no es la misma del DT, que tiene el poder para decidir”, expresa Trostchansky, quien quiere reunirse con la AUF para ver cómo “puede introducirse el terma en la formación del entrenador, mostrarle con evidencia científica las consecuencias de estos golpes”.

“Es muy sencillo”, dice Martínez sobre al protocolo. En muchos hospitales los que hacen la valoración inicial no son médicos, son paramédicos o nurses. Lo puede aplicar el DT”, comenta Martínez.

EL PROTOCOLO INMEDIATO ANTE UNA CONCUSIÓN
Preguntas sencillas, que midan orientación en tiempo y espacio
¿Sabe donde esta?
¿Qué día es?
¿Qué partido está jugando?
¿Quién es el presidente?

Coordinación
Contar del 1 al 10 para un lado y otro
Contar correlativamente los meses del año

Ensayos sencillos de coordinación
Con la punta del dedo índice tocarse la punta de la nariz
Ejercicios para descartar trastornos de equilibrios
Que haga “el 4”
Que mire a los costados para descartar que vea doble

Si todo eso es normal, y jugador no tuvo pérdida de conocimiento puede volver
Si responde mal a más de una, o tuvo pérdida de conocimiento, no puede jugar

Para Gustavo Chiara, médico de Danubio, todo pasa por obligación profesional: “Si hay un traumatismo de cráneo con pérdida de conocimiento, o amnesia del episodio, es obligatorio que sea retirado. Es una normativa mundial, si el jugador vuelve a la cancha el médico debe entrar y sacarlo”, y recuerda una anécdota que le ocurrió en un partido con Rocha: “El Teca Gaglianone estaba convulsionando y me metí en el medio de la jugada. Se armó flor de lío. Martín Vázquez era el juez y me dijo: “Te entiendo pero te tengo que echar”.

Aplaudir al que arriesga
La cultura futbolística de la entrega complica la toma de conciencia del problema. Pero no sólo pasa acá. “En el la final del Mundial Khedira tuvo tirón y no jugó. Entró su sustituto Kramer y lo dejaron seguir después de sufrir una lesión mucho más riesgosa para su salud”, resalta Martínez.

“La preocupación surge a partir del jugador de élite. Pero hay que generar conciencia para el de divisiones menores, o el que se retira y después de muchos años corre riesgo”, agrega el neurocirujano al hacer referencia a casos de futbolistas que terminan con problemas mentales, aunque no existen cifras que permitan verificar la correlación. “Esta bien la entrega, que la gente diga ‘qué Monstruo Palito’,  pero hay que generar conciencia pensando en que son los más desprotegidos”.


Populares de la sección

Comentarios