Que no se distraigan

Nacional debe ganar por más de dos goles frente a Iquique y por eso el DT Díaz quiere que la inauguración de la bandera no desconcentre a los jugadores

La bandera. Es la gran novedad de los hinchas de Nacional. La bandera más grande del mundo, dicen. Es la que van a presentar este martes  a la hora 21 en el estadio Centenario (ver recuadro) y el técnico Gustavo Díaz no quiere que sus jugadores se distraigan. Es que Nacional tiene que ganar, y por más de dos goles frente a Deportes Iquique, para clasificar a la siguiente fase de la Copa Sudamericana.

“Tenemos que mantener la concentración” expresó el entrenador. Ayer en la cancha de la Fuerza Aérea definió el equipo. La idea es clara: agrandar el campo, atacar por las bandas y mantener la firmeza en el fondo para no recibir goles. Por cada gol que reciba Nacional tendría que hacer tres más, casi una utopía.

Con respecto al equipo que jugó el partido de ida el 31 de julio y que perdió 2-0, presentará cuatro cambios. No jugarán Darwin Torres, Israel Damonte, Matías Vecino y Álvaro Recoba; ingresarán por ellos los olímpicos Alexis Rolín y Maximiliano Calzada, Alexander Medina y Gonzalo Bueno.

Durante la práctica de la víspera el Chavo Díaz hizo cambios: Alejandro Lembo por Scotti, el Chino Recoba por Calzada, Renato César por Bueno y Sebastián Taborda por el Cacique Medina.

En Iquique Nacional exhibió un esquema 4-4-1-1, con un solo delantero que fue Sánchez. Esta noche, por lo visto en los entrenamientos, se armará con un 4-3-3, con Sánchez y Bueno por las bandas, y Medina en el área. El enganche será Cabrera.

Los futbolistas no solamente tendrán que abstraerse de la fiesta en las tribunas, sino que tendrán que derrotar por más de dos goles al conjunto chileno y vencer a una estadística negativa desde 2002.

En aquel año, por la Sudamericana, Nacional perdió 1-0 frente a Alianza Lima en el estadio Matute de Lima y después venció 3-1 en el Centenario, con goles de Pierre Webo en dos oportunidades y Richard Morales. En el partido siguiente también cayó 2-1 de visitante, venció por el mismo score en Montevideo y luego perdió por penales.

Desde aquel partido de 2002 pasaron cinco llaves en las que perdió afuera y no pudo darlo vuelta en Montevideo, una situación similar a la actual y también a la del año anterior (incluida en el conteo), cuando perdió contra la Uchi en Chile y también perdió en el Parque Central. 

Para tenerlo en cuenta
En cualquier etapa del torneo (excepto en la Final) en casos en que exista igualdad de puntos, se clasificará el equipo con mejor saldo de goles. La diferencia de goles se calcula deduciendo del número de tantos marcados los tantos recibidos. En situaciones en las que al término del segundo partido haya paridad en puntos y diferencia de goles, será declarado ganador el  club con mayor cantidad de goles de visitante. Si empatan en todo, se define por penales.


Populares de la sección

Comentarios