Que los cumplas feliz

En el día que cumplió 19 años, Giorgian De Arrascaeta marcó el gol que le dio el título del torneo a Defensor Sporting

Si algo le faltaba a Giorgian De Arrascaeta para demostrar su clase, lo consiguió el sábado en el Tróccoli. En el día de su cumpleaños número 19 marcó el gol para que Defensor Sporting se consagrara campeón del Clausura. El pibe que nació en Nuevo Berlín cerró su primer torneo completo en Primera división de la misma forma que lo abrió: siendo figura.

Cuando no está en el piso porque lo aporrean los rivales, es desequilibrante. Chiquito, veloz, habilísimo, emergió de entre las sombras de un partido que se tornaba dramático, para colocar la pelota contra un caño, lejos del estirón de Rolero.

Con dificultades para moverse de tantos golpes, renqueando, igual se las ingenió el Cocho De Arrascaeta para despertar a los hinchas violetas que es habían apagado porque pasaban los minutos y se les estaba escabullendo el título. Desde los altoparlantes llegaban noticias de los triunfos parciales de Peñarol y River Plate, por lo que el resultado en contra lo estaba dejando sin nada.

Él y Hernández fueron los protagonistas durante los primeros minutos de las jugadas más importantes del ahora campeón. En la primera no quedó bien parado porque su remate se fue demasiado alto y en la segunda se juntó con Hernández, quien generó una segunda ocasión. Eso fue todo del violeta durante la primera parte, que sufrió el gol de Caballero y el grito de los locales, “Dale Ce, dale Ce, dale dale Ce…”.

De Arrascaeta empezó de enganche, moviéndose por el medio, pasó después a la derecha en lugar de Rentaría y luego a la izquierda, cuando ingresó Damián Luna. Fue, tal vez, en esta ubicación, que logró mayor desequilibrio. Ingresando por esa zona fue que recibió el pase de cabeza de Nacho Risso y definió con frialdad y categoría.

Cuando la pelota cruzó la oposición de Rolero y De Arrascaeta corrió hacia la tribuna, los hinchas de Defensor revivieron. Faltaban apenas 20 minutos para el final y no se veía la luz por ningún lado, si bien Callorda había intentado con un par de disparos y un cabezazo de Fleurquin pasó cerca del arco.

De Nuevo Berlín al Tróccoli

De Arrascaeta nació en Nuevo Berlín, una localidad del departamento de Río Negro. Un amigo del pueblo llamó a alguien que conocía en Defensor para ver si podía ir a probarse. Viajó a Montevideo por dos días y el coordinador deportivo de entonces, Juan Ahuntchain, le pidió que se quedara dos semanas. Vivió esos días en Urquiza y Garibaldi, donde el club tenía una casa para los futbolistas del interior.

Regresó en unas vacaciones de primavera y a fin de año Defensor lo fichó. Tenía 15 años. “Cuando me vine estuve todo el año de suplente y quería irme para mi casa”, recordó De Arrascaeta a El Observador, después de ser una de las figuras del primer partido del Clausura, cuando Defensor  venció 1-0 a Nacional en el Parque Central.

Los familiares más cercanos son un tío y un primo que viven en Las Piedras. “Venir de allá a esto (la capital) fue un cambio grande. Soy hijo único y extrañaba a mis padres, a mi primo con el que íbamos a todos lados, a mi abuela y a los amigos. Además, salir allá es más tranqui que acá. Pero entre mi contratista y mis padres me apoyaron para que siguiera adelante. Por suerte ahora se están dando las cosas”, expresó el futbolista, también integrante de la selección sub 20 que participará del Mundial en Turquía.

Giorgian terminó Primaria y cursó hasta tercero de Secundaria en Nuevo Berlín. Empezó cuarto en Montevideo, pero no continuó: “Se me hizo difícil porque vivía en la casa de Defensor y llegaba del liceo, comía y arrancaba para la práctica; después para hacer los deberes se complicaba”.

En su ciudad, trabajó junto a su padre: “A veces iba a la panadería donde trabajaba él y salía a repartir pan y a vender bizcochos. Hacía unos pesos para salir los fines de semana con los amigos”, cuenta. Su madre es ama de casa.

Ayer en el Tróccoli rubricó un semestre espectacular. Si bien aún falta la definición del Campeonato Uruguayo (el martes próximo es el primero choque frente a Peñarol), nada podrá hacer olvidar la campaña de Giorgian. Su estreno en la máxima categoría fue con título y gol decisivo incluido.

De Arrascaeta pudo liquidar el partido antes del final, cuando Callorda lo dejó frente al golero y su disparo lo desvió Rolero. Después sufrió Defensor con un remate de Montes que reventó el travesaño. Pero igual terminó festejando el violeta en ancas del talento del rionegrense.


Populares de la sección

Comentarios