¿Qué le puede aportar Ligüera a Nacional?

En su regreso a los albos, aportará claridad, asistencias y buena pegada

"Me encantaría que Martín volviera a Nacional porque es hincha de Nacional. Martín está vigente. ¿Pero no lo vieron ustedes? Profesional 100% y en el vestuario suma, vos entrás y hay olor a perfume". La definición de Juan Ramón Carrasco fue clara.

Su exentrenador, el hombre que lo hizo disfrutar el fútbol, dejó en claro la ascendencia de Ligüera en un vestuario. Jamás una palabra de más, nunca una mala cara, consejos y buenas acciones son el aporte de un jugador que regresa por cuarta vez a Nacional.

Ahora, con 34 años, ¿cuál puede ser el aporte futbolístico de Martín a la causa Nacional?

No hay dudas de que el 10 llega avalado por la buena temporada que realizó en Fénix.

Físicamente, que es una de las dudas que invaden a los hinchas cuando se habla de jugadores de más de 30 años, fue un relojito. Está claro que en los equipos de Rosario Martínez no se puede mirar los partidos, hay que vivirlos, correr y marcar como uno más.

Para jugar de contra

En Fénix aportó claridad. Con un detalle. El equipo de Capurro no era de propuesta sino de esperar y contragolpear. Ahí Ligüera se movía como pez en el agua.
Es que recibía solo y cuando levantaba la cabeza tenía dos aviones que picaban
aprovechando las pelotas que filtraba el 10.

Está claro que para jugar de visitante o en partidos que se van ganando es un jugador ideal para manejar el trámite y meter pelotas para aprovechar la velocidad de Barcia.

Su pegada es otra virtud. Un 9 como Silveira puede verse beneficiado de sus asistencias para aprovechar el cabezazo.

Una de sus especialidades son los pases filtrados.

Se suele decir que el Parque no es sencillo cuando el equipo no responde. La presión de la gente se traslada a la cancha.

Ligüera conoce el ambiente, no le es ajeno, y sus años de experiencia le permiten tener otra visión de juego cuando gane la desesperación.

Visión de juego: tranquilidad

Por sus características, Martín Ligüera es un jugador que interpreta y sabe leer los partidos. Es un volante ideal para jugar de contragolpe, ya que es inteligente para habilitar a los delanteros. Si el equipo va ganando sabe manejar el juego.

Pelota quieta: buen ejecutante

Otro aspecto a favor del 10 es su pegada. Ligüera tiene un guante en los pies. Es peligroso en los remates directos al arco como en la ejecución de las acciones de pelota quieta y en los tiros de esquina.

Asistencias: Experiencia

Ligüera se puede jactar de los pases milimétricos que logra colocar. Es especialista en filtrar pelotas entre los defensas o espaldas de los laterales. En el amistoso contra Vélez le puso un gran pase a Silveira. Otro detalle que puede hacer pesar es su experiencia para saber manejar partidos cuando la tribuna traslade nerviosismo.



Populares de la sección

Acerca del autor