¿Qué le pasa a Luis Suárez?

Lleva cuatro encuentros sin convertir y en los últimos siete buscó 34 veces el arco rival y tan solo pudo anotar un tanto

Luis Suárez lleva cuatro encuentros sin convertir, y en los últimos siete, buscó 34 veces el arco rival y tan solo pudo anotar un tanto; Liverpool lo necesita más que nunca para buscar llegar a la Champions

En los tiempos que corren, en que la vorágine de la información –promovida por tantas plataformas que brindan noticias al instante–, que hayan transcurrido cuatro partidos sin goles de eLuis Suárez, parece una enormidad particularmente potenciada porque el salteño tuvo tres meses de ensueño (entre noviembre y enero). En ese período, por sus goles y sus asistencias, los hinchas de Liverpool y del fútbol lo elevaron a un pedestal similar al de Messi y Cristiano Ronaldo y los dirigentes decidieron mejorarle el contrato y aumentarle el sueldo.
¿Qué pasa con Suárez? Parece haber bajado un cambio en la cancha, se lo ve con las mismas ganas y el mismo ímpetu, sigue siendo importante –el domingo ante Arsenal por la FA Cup le cometieron dos penales y el juez Howard Webb solamente cobró uno–, pero no logra convertir.

El gol, ese eterno amigo del salteño, le dice que no ya desde hace cuatro encuentros, una racha adversa que hace mucho tiempo que no se le daba.

Todo coincidió con el regreso de Daniel Sturridge al primer equipo de Liverpool hace un mes luego de una lesión.

El delantero de la selección inglesa y compañero de Suárez en los reds –entre los dos forman la tan temida dupla llamada SAS (Suárez And Sturridge)– en ese mismo período de sequía goleadora del uruguayo logró convertir cinco goles.

Si bien el número 7 de Liverpool mantiene su nivel futbolístico, su hambre de gol y sus llegadas al área rival casi siempre son determinantes, en los últimos encuentros no ha sido el mismo.

Es que con el retorno de Sturridge, el técnico norirlandés de los reds, Brendan Rodgers juega con tres puntas. Además de los dos goleadores, lo hace el delantero nacido en Jamaica nacionalizado inglés, Raheem Shaquille Sterling.

Mientras Sturridge se recuperaba de la lesión, Suárez se entendía mucho mejor con Sterling porque arrancaba desde más atrás, casi como un volante con mayor visión de cancha.
Una vez que Sturridge regresó, Rodgers hace jugar a Suárez como un puntero derecho casi fijo.

Por más que el oficio del uruguayo lo hace rotar por el frente de ataque, normalmente se lo ubica casi en exclusividad por la derecha quitándole sorpresa. A veces hasta parece que a Suárez no le gusta jugar en esa posición.

La culpa no es de Sturridge; el tema es que Rodgers insiste con un planteo que no siempre le cae bien a Liverpool.

El hambre intacta

Un estudio estadístico realizado por la prensa inglesa concluyó que en los últimos siete juegos de Liverpool (entre Premier League y FA Cup), Luis Suárez buscó 34 veces el arco contrario. No obstante, solo anotó un gol y fue en el clásico contra Everton del pasado 28 de enero.

Febrero parece no ser su mes hasta ahora, ya que en cuatro partidos jugados no convirtió. En ese mismo mes, el año pasado disputó seis partidos e hizo tres tantos, dos por Europa League.

En este febrero solo le queda jugar ante Swansea City el domingo que viene por la Premier.

Entre Suárez y Sturridge llevan convertidos 39 tantos. Solo cinco equipos (incluyendo Liverpool) tienen más goles que ellos.

Pero lo que está claro es que el nivel de Luis Suárez bajó en este último mes. Y también es seguro que cuando convierta su próximo tanto lo va a festejar con un poco más de ímpetu y ganas que de costumbre. Para terminar de una vez con esta racha.


Populares de la sección

Comentarios