¿Qué cambia la muerte de Grondona en el fútbol sudamericano?

La mayor tarea será pelear por mantener el quinto cupo de Conmebol en el Mundial y para eso hay una alianza creada con Centroamérica. Figueredo es candidato para ser vicepresidente de FIFA

La muerte del presidente de la AFA significó también el fin de uno de los hombres más fuertes en la política mundial del fútbol. Primer vicepresidente de FIFA y mano derecha de Joseph Blatter, fue el contrapeso que tuvo Sudamérica en el mundo del fútbol. Con solo 10 votos en los 200 de la FIFA, Conmebol sólo tuvo históricamente sus triunfos deportivos como carta de presión para, entre toras cosas, lograr que la mitad de sus integrantes clasificaran a los mundiales.

El lobby
Pero los resultados deportivos no eran suficientes: siempre se necesitó mucho lobby político. Allí es donde ingresó Grondona, que con contactos y sobre todo llegada a Blatter consiguió varios triunfos políticos para el continente.

El quinto cupo de Sudamérica
En los últimos años Asia y África (ambos con muchos votos en FIFA) presionaron para lograr más cupos en el Mundial, en detrimento de los cuatro y medio de Sudamérica. Argumentan un tema representativo: mientras que apenas clasifican al 10% de sus países, Conmebol clasifica al 50% o más. Esa es una de las mayores batallas políticas a jugarse en los próximos meses, y el hombre fuerte del continente ya no la dará.

La alianza con Concacaf
En ese sentido es clave una alianza que Conmebol había empezado a tejer con Concacaf: porque transforma los 10 votos de Sudamérica en 52 de América entera, además del mercado futbolístico y económico que significan México y Estados Unidos. La intención es hacer pesar el buen rendimiento de ambos en el último Mundial –metieron entre ambos ocho equipos en octavos de final, contra seis de Europa y dos de África- para cumplir sus objetivos: el de Combebol es mantener las cinco plazas –Brasil no ocupó una en 2014 por ser organizador- y el de Concacaf es asegurarse media plaza más, que le de cuatro lugares directos al torneo.

Parte de esa Alianza se refleja en la Copa América Centenario de 2016, que nucleará a países de ambas confederaciones y que se disputará en Estados Unidos.

“(La de Grodona) es una gran pérdida para todos porque para la FIFA y Blatter era un candidato importante. Siempre Conmebol fue oficialista, ahora hicimos una alianza con Concacaf que tiene 42 puntos (votos) que nos hace tener un peso muy importante”, contó en la mañana de este jueves a Sport890 Eugenio Figueredo, presidente de Conmebol. “Teníamos reunión con Julio y con el presidente de Concacaf en Panamá para unirnos y defender la Conmebol por sus logros deportivos y Centroamérica por el desarrollo y porque aspira a media plaza. Ellos entienden eso. Todos esos temas los manejábamos, muchas veces teníamos éxito por la influencia con el presidente Blatter por Julio, y otro por la manera que nosotros tenemos de tratarlo”, agregó el dirigente uruguayo.

El puesto en el Comité Ejecutivo
El Ejecutivo de la FIFA está integrado por 28 miembros: el presidente, el primer vicepresidente –cargo que deja vacante Grondona-, siete vicepresidentes,16 miembros y el secretario general.  Sudamérica tiene un cupo de vicepresidente, aunque Figueredo aclaró en 890 que ya no podrá ser el de primer vicepresidente ya que ese cargo es por antigüedad. Además tiene otros dos cargos de miembro, que ocupan el brasileño Marco Polo del Nero (presidente de la Confederación Brasileña) y Figueredo.

En ese sentido, la tarea de Conmebol será elegir un nuevo vicepresidente en representación del continente, y Figueredo es uno de los candidatos. Consultado por eso, el uruguayo respondió: “También podría ser el representante de Brasil que hoy ya está en el Ejecutivo, o un nuevo representante. Todo es producto de un análisis muy parecido que el que hicimos cuando accedí a la Presidencia de la Confederación. Yo podría haber renunciado y que accediera otra persona. Es un tema que sabemos que tenemos que tratar. No es lo que nos indica el sentido común ahora, sino acompañar a este viejo y connotado dirigente, a sus familiares y tratar de mitigar en los días esa desaparición inesperada”.

“Candidatos pueden ser todas las personas que estamos dentro del Comité Ejecutivo de FIFA, dentro de la confederación o puede ser otra persona. Acá los cargos se tratan de que sean políticos y representativos de los países. Es un análisis que tenemos que hacer, es ver que es lo que más sirve más allá de los países. Es un puesto clave, hay tres representantes de Sudamérica en FIFA, pero el cargo de vicepresidente tiene otras connotaciones y otra proximidad con el presidente de la FIFA”, agregó, dejando la puerta abierta para Del Nero.

Sobre el fallecimiento de Grondona expresó su pesar: “Estuvimos 42 días juntos en el Mundial, si bien es de un estrés enorme, habíamos terminado y nos habíamos tomado un tiempo. Lo hablé con el domingo pasado, el jueves teníamos pactado otro encuentro para seguir tratando los temas de FIFA y de la Confederación. Siempre preparábamos mucho las reuniones del Comité Ejecutivo de la FIFA. Ahora estábamos tratando de sacar el tema que se integrara al calendario de FIFA la Copa Centenario, lo que nos permitiría traer a los jugadores más importantes”, cerró Figueredo.


Populares de la sección

Comentarios