¿Qué acordaron y qué quedó pendiente entre la AUF y el gobierno?

La AUF cumplirá con cuatro de los 10 puntos del protocolo de seguridad y el Clausura arrancará; se hará un calendario para cumplir el resto

La tormenta duró poco más de 48 horas. Ayer al mediodía, la Secretaría de Deportes y la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) acordaron avanzar en el protocolo de seguridad en el fútbol, que estaba estancado en nueve de los 10 puntos, lo que llevó al Ejecutivo a establecer un ultimátum al gobierno del fútbol: si no avanzaba en alguno de forma urgente, el campeonato no comenzaría.

Ayer se reunieron las cúpulas de ambos organismos y la AUF se comprometió a poner en marcha, antes del inicio del torneo, cuatro puntos del protocolo, que son los que no conllevan grandes inversiones y por ende los más fáciles de aplicar, como una señal de que el fútbol está comprometido en cumplir lo acordado para erradicar la violencia del deporte.

Los puntos acordados son: el nombramiento de un coordinador de seguridad en cada club de Primera y Segunda; de un equipo de auxiliares de seguridad para trabajar como primera línea de contención antes de la entrada de la Policía; la numeración de los asientos en los principales estadios (Centenario, Parque Central y estadio de Peñarol) y la limitación de la venta de entradas los día de partido a los socios.

Así, una vez más quedó pendiente la medida de fondo: la instalación de las cámaras de identificación facial. En ese punto, se acordó armar un calendario para poder llegar al final de 2016 con las cámaras instaladas.

La AUF propuso reducir las cámaras en el Centenario para hacer viable económicamente el proyecto. La Secretaría dijo que trasladará el reclamo al Ministerio del Interior para que decida. De acuerdo a eso, y a una búsqueda de más opciones para financiar el proyecto se establecerán las fechas definitivas.

"Hemos llegado a un principio de acuerdo, lógicamente vendrán etapas de concreciones de estos puntos, pero hemos puesto todos la voluntad clara de seguir en un camino de trabajo en forma conjunta, respecto a solucionar los temas de violencia en el fútbol", dijo el presidente de la AUF Wilmar Valdez.

El director de la Secretaría de Deportes, Fernando Cáceres, expresó: "En repaso de los compromisos asumidos el año pasado hay una voluntad de cumplir con medidas que se pueden implementar antes del arranque del torneo y otras que en los primeros días habremos de calendarizar con fechas realizables".

"En estas próximas tres o semanas se recalendizarán los objetivos que faltan, en particular la adquisición del sistema de video vigilancia, que depende de gestiones que haremos con el Ministerio del Interior para presentar una fecha viable de inicio de funcionamiento", agregó.

Los puntos a aplicar antes de arrancar el clausura

1) Coordinadores de seguridad y alternos

Era uno de los puntos donde se había avanzado, aunque el gobierno pretendía que el nombramiento se extendiera también a los clubes de Segunda División. Serán la voz responsable del club en materia de seguridad, para mediar con la hinchada y la Policía cuando se produzcan incidentes.

2) Venta de entradas de cabecereras el día del partido: solo a socios

La AUF propuso en agosto evitar vender populares en el escenario el día de partido para evitar aglomeraciones. Hasta ayer entendía que el punto estaba salvado gracias a que se mejoró la venta previa, pero el gobierno no aceptó. Se llegó a una solución intermedia: solo los socios comprarán el día de partido.

3) Equipos auxiliares de seguridad de cada club

Los clubes deberán entregar, antes del inicio del torneo, una plantilla con los nombres de cada integrante del equipo. Pueden elegir la forma en que trabajarán: honorarios, por viáticos, contratados o guardias de seguridad privados. No tendrán función de represión sino de mediación. Se exige uno cada 250 hinchas, y responden al coordinador de seguridad y su alterno. Nacional es quien más avanzó en ese punto y de hecho ya ha trabajado en el Apertura. Incluso ese equipo ya ha trabajado para la AUF en ocasión del partido Uruguay-Chile por Eliminatorias. Peñarol anunció que contratará un equipo de seguridad privada.

4) Numerar localidades en principales estadios

El objetivo final es que todos los asistentes a los estadios tengan un lugar asignado. De la mano con la numeración y nominación de entradas –otros puntos que se aplicarán en el futuro– y las cámaras de seguridad, ayudarán a ubicar exactamente a cada persona que asista a un partido. El gobierno entiende que es un primer paso en esa dirección. LA AUF había dicho que había pedido presupuestos de pinturas y los precios habían sido altos, aunque ahora se comprometió a avanzar en ese camino.

Los puntos que quedan pendientes

5) Cámaras de seguridad

La gran apuesta del protocolo aún no tiene fecha. Se quiere instalarlas en 2016. El proveedor está elegido, falta comprarlas. La AUF cree que se tiene que reducir el número de cámaras en el Centenario para hacer viable la inversión. La Secretaría trasladará el pedido al Ministerio del Interior para que decida.

El sistema tiene dos patas: una serie de cámaras fijas que toman los datos faciales de cada persona, que se guardan cuando una persona comete incidentes. Por otro lado las móviles, que "machean" información que reciben con las de las fijas, para verificar si entre quienes ingresan a un partido hay ingresados en el sistema. Las móviles se usarán en las canchas "grandes" y en "chicas" en partidos de "alto riesgo".

6) Entradas nominadas y 7) numeradas: Aún no hay fecha.

8) Curso a coordinadores de seguridad

Ya se realizó en agosto, aunque la AUF está realizando nuevas capacitaciones a los equipos.

9) Tasa de seguridad

Instaladas las cámaras, se cobrará un porcentaje extra en la entrada a los estadios que usen el sistema, como contraprestación a la seguridad que se brindará a los hinchas.

10) Derecho de admisión

Con todos los anteriores, se identificará a quienes cometan incidentes y se hará una "lista negra" de los hinchas que no podrán entrar.3) equipos auxiliares de seguridad de cada club


Populares de la sección