Puso a los referentes

Nicolás Olivera, Andrés Fleurquin e Ignacio Risso integraron el equipo titular que paró Fernando Curutchet, aunque el DT dijo tener dudas

Defensor Sporting prepara el partido más importante de su historia, el de este martes por la vuelta de la semifinal de la Libertadores, primera vez que los violetas están en esa instancia, pero, por la escasa presencia de prensa en el Franizni, parece que fuera un encuentro más. Apenas un fotógrafo, un canal de TV y un equipo de El Observador.

En la cancha, poco importa. Los jugadores trabajan entre sonrisas, pese a que tendrán una dura misión cuando se enfrenten a Nacional paraguayo en el Centenario: revertir el 2-0 de la ida para escribir otra página de gloria.

La actividad comenzó a las 16 con ejercicios precompetitivos. Luego, el entrenador Fernando Curutchet repartió los chalecos y marcó algunas sorpresas con respecto a lo que venía mostrando.

El equipo rojo, de los titulares, formó con Campaña en el arco; Arias, Correa, Malvino y Herrera; Fleurquin y Cardacio; De Arrascaeta, Gedoz y Olivera más adelantado; y Risso como único delantero.

La alineación varió. Los ingresos de Arias, Fleurquin, Olivera y Risso le dan más experiencia en cancha, pero, de todas formas, el DT expresó que aún no tiene claro el once. “Aún no he confirmado el equipo; lo haré horas antes del partido”, dijo a El Observador tras la práctica.

“Hemos visto algunas variantes. El sábado probamos con otros compañeros; hoy (domingo) volvimos a hacer algunos cambios y mañana (lunes), en el último entrenamiento, vamos a hacer algún movimiento como para sacar esas dudas”, agregó.

Al ser consultado acerca de si considera que en este tipo de partidos deben jugar los futbolistas más experientes, Curutchet señaló: “Los que estén mejor son los que van a jugar. A veces algunos de ellos tienen mucha experiencia y otros tienen poca, pero creo que la clave es la forma deportiva en la que esté cada jugador”.

Pelotas quietas y penales

Defensor está obligado a marcar goles para dar vuelta el resultado de la ida y eso quedó reflejado en el entrenamiento, donde el presunto equipo de los titulares jugó prácticamente en terreno de los suplentes, con varias cargas ofensivas. Olivera jugó suelto, Gedoz arrancó por izquierda pero pasó a la derecha en algunos momentos.

Curutchet puso especial atención a la hora de las pelotas quietas ofensivas, parando el juego y realizando distintas variantes a la hora de la ejecución, con jugadas preparadas y centros por elevación.

Tras unos 30 minutos de fútbol, en los que no hubo variantes, el movimiento terminó con tiros penales. Los violetas saben que de lograr un 2-0 irán a esa definición y para eso afinaron los botines, al tiempo que Campaña fue exigido por sus compañeros. Es difícil, pero el sueño violeta está intacto. l

Nacional sin ninguna baja  

Nacional de Paraguay llegó ayer a Montevideo con un plantel de 21 jugadores y sin ninguna baja en la oncena que le ganó 2-0 a Defensor en el partido de ida en Asunción. Antes del viaje, el DT del equipo guaraní, Gustavo Morinigo, reconoció que va a ser un encuentro muy complicado y que los dos goles a favor de su equipo no son garantía de pasar la eliminatoria.

Zerbino, el motivador

Tras el movimiento, los jugadores de Defensor tuvieron una charla motivacional de Gustavo Zerbino, el sobreviviente de la tragedia de Los Andes, quien estuvo en el Franzini. El conferencista, que ha trabajado con la selección uruguaya y varios equipos, consideró que se debe tratar de jugar pensando que es un partido más y no una semifinal de Copa Libertadores.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios