Puntero a las risas

Nacional aplastó a un desconocido Defensor Sporting con la contundencia de Alonso, la firmeza de Polenta y el desenfado de Amaral: candidato y pico
Iván Alonso volvió a ser implabacle, Diego Polenta fue una vez más impasable, Rodrigo Amaral es impredecible. Y Nacional fue, simplemente, imponente. Goleó 4-0 al copero Defensor Sporting, levantó vuelo futbolístico y confirmó que es el gran candidato a quedarse con el Apertura.

Porque es el campeón defensor, porque mantuvo una estructura donde figuran los mejores jugadores por línea del medio local (además de Polenta y Alonso está Gonzalo Porras en el medio) y porque es capaz de ganarle con sobrada autoridad futbolística a un rival directo.

El equipo de Gustavo Munúa alcanzó su mejor versión en esta modalidad de propuesta tricolor.

Y lo hizo ante el rival más encumbrado –Defensor– y en su mejor momento: nada menos que tras convertirse en cuartofinalista de la Copa Sudamericana.

Nacional ganó desde la actitud con la que fue a pelear cada pelota y a poblar cada centímetro del campo ante un rival que se quedó en su nube copera.

Lo ganó desde la propuesta y los cambios que introdujo Munúa modificando la fisonomía del equipo a un agresivo 4-3-3.

Con Porras hundido entre los zagueros como organizador, con laterales que ensancharon la cancha y tres puntas que combinaron contundencia con buen juego, Nacional fue demasiado para un Defensor que jugó su peor partido de la temporada.

La apuesta por el buen pie y por la elaboración de juego desde la propia salida le dieron un toque de deleite a la victoria.

Porque desde ahí se erigió en figura Polenta, un zaguero encomiable para el mano a mano, seguro y sólido que también se destaca por la fina técnica para salir jugando, pasar con acierto y lanzar en profundidad.

La presión alta que esbozó Defensor fue muy tímida por lo que su 4-2-3-1 se terminó transformando en un 4-5-1 ante el constante repliegue de los extremos Lozano y Rodríguez y el del media punta Castro junto al doble cinco.

El control propuesto por el violeta se quebró en forma irreparable a los 20 minutos cuando Fernández le ganó la espalda a Ariosa, Campaña dudó en salir a cortar como líbero, la defensa pifió en el cierre y Alonso la mandó a guardar a lo goleador.

Era la primera llegada neta tricolor ante un rival que había pisado el área con un tirito cruzado de Lozano, un minuto antes, en lo que fue la única situación de gol que supo crear a lo largo de 90 minutos. Pobrísimo.

Con Romero –que recuperó el nivel de la temporada pasada– y Abero imprimiéndole intensidad al mediocampo, Nacional asfixió a Defensor y allanó terreno para que la juvenil figura de Amaral hiciera estragos ante la zaga rival.

El botija hizo un partido estupendo. Cuidó con gran aplicación táctica la salida de Cardacio –que tan bien había jugado ante Lanús sacando la pelota limpia de atrás– y salió de la línea ofensiva para encontrar espacios, distribuir juego y rematar de distancia.

Fruto de esa circulación de pelota precisa y rápida, Nacional liquidó el pleito en poco más de media hora.

Porque la segunda vez que pisó el área Alonso, a los 31', volvió a ser letal tras un increíble quedo de Fratta y porque poco después, a los 37', Amaral arrancó un contragolpe, Alonso se vistió de asistidor y Fernández ratificó un gran momento (cuatro goles en los últimos tres partidos) con una notable definición.

Simplemente para ratificar que el segundo tiempo estaba de más, los albos marcaron antes de los 10 primeros minutos para sellar la aplastante goleada.

El gol fue esencia pura del partidazo que jugó Amaral: presión sobre Cardacio en la salida del rival, desmarque inmediato cuando el equipo recuperó y pase filtrado para generar espacios. Romero hizo el resto, asistir, y a Abero solo le tocó empujarla. Golazo.

Defensor que había sido un cúmulo de desatenciones en el primer tiempo fue un fantasma que deambuló sin rumbo en el complemento.

Sin ideas para elaborar ni convicción para dignificar la derrota. Una pálida sombra de ese equipo que cuando saca la bandera por el fútbol uruguayo enorgullece.

Por eso la victoria de Nacional pesa en la tabla. Porque lo reafirma como líder (tres arriba de Peñarol) y lo confirma como candidato. Es el equipo a vencer.

La ficha

Nacional 4
Esteban Conde 5
Jorge Fucile 6
Sebastián Gorga 6
Diego Polenta 8
Alfonso Espino 6
Santiago Romero 7
Gonzalo Porras 7
Mathías Abero 6
Sebastián Fernández 7
Iván Alonso 9
Rodrigo Amaral 8
DT Gustavo Munúa
Defensor Sporting 0
Martín Campaña 4
Emilio Zeballos 3
Diego Scotti 3
Guillermo Fratta 3
Sebastián Ariosa 3
Mauro Arambarri 3
Mathías Cardacio 3
Brian Lozano 2
Facundo Castro 3
Felipe Rodríguez 3
Héctor Acuña 4
DT Juan Tejera
Cambios en Nacional: 74' Ignacio González x R. Amaral y 84' Leandro Barcia x S. Fernández y Sebastián Abreu x I. Alonso
Cambios en Defensor Sporting: 45' Diego Viera (4) x F. Rodríguez y Maximiliano Gómez (4) x F. Castro, y 74' Martín Rabuñal x M. Arambarri
Cancha: Parque Central
Juez: Christian Ferreyra (6)
Goles: 20' y 31' I. Alonso (N), 37' S. Fernández (N), 53' M. Abero (N)
Amarillas: Fucile, Polenta (N); Arambarri (DS)



Populares de la sección

Acerca del autor