Prueba de fuego para Chile y Vidal ante su gente

El partido con Bolivia será un termómetro para medir la relación del equipo con la hinchada; el capitán Bravo criticó la falta del aliento

El escándalo del arresto nocturno tras el choque en estado de ebriedad de Arturo Vidal, ha instalado una guerra de amor y odio en el corazón de la hinchada chilena que definirá si lo perdona o no en el duelo ante Bolivia.

El daño ya está hecho y sólo queda esperar las secuelas. Un nuevo escándalo ha sacudido a la selección chilena y nuevamente involucra a uno de sus jugadores insignia, mientras la población chilena sueñar con ganar su primera Copa América.

La figura de Arturo Vidal llorando en los televisores de millones de chilenos, pidiendo perdón tras la reclusión nocturna por conducir y chocar ebrio en su Ferrari, apaciguó de alguna manera los corazones rabiosos de los chilenos, que soportaron una vez más la indisciplina dentro del equipo de todos.

"Vidal es la figura de la selección, pero lo que hizo nos desilusionó", dijo Helena Castro, una hincha chilena.

"Cometió un error pero hay que apañarlo y también a la selección", sostuvo, por su parte, Marcelo Inostroza, otro fanático local, en una muestra de las dispares posturas que ha generado el escándalo Vidal.

El fútbol dividido

Las redes sociales han sido el ring entre seguidores y detractores de Vidal, mientras que los diarios deportivos europeos colocaron en sus portadas el vehículo del jugador destrozado. Incluso, la prensa española ya comenta que el Real Madrid decidió descartarlo tras el escándalo.

Al interior del seleccionado chileno, dos de los líderes Alexis Sánchez (Arsenal) y Gary Medel (Inter de Milán) le mostraron a Vidal su apoyo en Twitter, pero el portero y capitán Claudio Bravo (FC Barcelona) aún no se ha manifestado, aunque tras el hecho, subió una foto en su cuenta en la que se muestra jugando junto a sus hijos.

En tanto, en las otras selecciones las opiniones también son divergentes.

"Somos figuras públicas, debemos ser ejemplo para los más jóvenes, sobre todo cuando se está jugando una Copa América en tu propio país", dijo el lateral argentino, Pablo Zabaleta (Manchester City).

"Todos erramos, tenemos que tener la capacidad de perdonar, que siga adelante y (decirle) que no puede cometer más esto", opinó, en tanto, Dunga, técnico de Brasil.

El incidente ha puesto presión en 'La Roja' y ahora debe demostrar ante Bolivia que puede superar el escándalo, logrando un triunfo que la clasifique primera en el grupo A de la Copa América. Un resultado diferente podría causar un descalabro.

La reacción del público en el estadio Nacional cuando se nombre a Vidal por los parlantes del estadio al darse a conocer el equipo titular de Chile, será un termómetro para medir si la hinchada lo perdonó o no.

¿Divorcio entre Chile e hinchas?

El incidente de Vidal podría ser la gota que derrame el vaso en la relación entre los jugadores de la selección y la hinchada a la cual han criticado por no alentar al equipo como ocurrió en el Mundial de Brasil, cuando 'la marea roja' hizo sentir su respaldo.

"Hay muchos ratos de silencio y no es malestar mío sino que generalizado. Cuando las cosas no salen bien más los necesitamos y muchas veces el espectador con su aliento levanta un equipo", dijo el portero Bravo tras el empate 3-3 con México.

El alto precio de las entradas ha sido una de las razones por las que, el hincha que siempre asiste a los estadios en Chile, haya decidido no ir a ver a 'La Roja' dando paso a un grupo de fanáticos de estratos sociales altos que no están acostumbrados a saltar sobre el tablón para apoyar al equipo.

"Cuando vamos perdiendo la gente nos empieza a abuchear y nosotros tratamos de entregar lo máximo", agregó Bravo, quien espera que el equipo mejore su producción para volver a "reencantar" a la gente.


Fuente: AFP