Prueba de adversidad

Edinson Cavani analizó abandonar Chile luego del accidente de su padre; el grupo lo arropó y apoyó

Enviado

La noticia corrió de Salto a Santiago. De la tranquilidad dio paso a la desesperación. La felicidad a la angustia. Así pasó el día de ayer el delantero de la selección nacional Edinson Cavani, luego de que cerca de la medianoche del lunes fue despertado por su familia con la noticia de que su padre había sido detenido por chocar alcoholizado.

Luis Cavani, quien en el examen de espirometría dio positivo, embistió con su camioneta Ford 4x4 a un joven de 19 años que conducía una moto y perdió la vida. El padre del futbolista de Paris Saint-Germain fue detenido e incomunicado antes de pasar a la audiencia y fue la familia del futbolista quien lo despertó del sueño en la noche de Santiago.

Antes del vuelo -que El Observador compartió con los jugadores- era todo tranquilidad y buen ánimo para encarar el partido de esta noche ante Chile. Pero ante semejante noticia la armonía se fue al suelo.

"Shock"

Según confirmaron fuentes de la delegación, el futbolista no pudo dormir y tampoco bajó a desayunar junto a sus compañeros. El clima en el Hotel Intercontinental de Las Condes estuvo a tono con la situación y los futbolistas desayunaron casi en silencio.

Arriba, en su habitación, Cavani ultimaba detalles con su medio-hermano y representante, Walter Guglielmone, quien viajó a Uruguay para encargarse personalmente de la familia.

En un principio, la idea de la delegación era que Tabárez decidiera en conjunto con el jugador, pero al ver el estado de Cavani -quien estuvo varias horas en shock-, el Maestro dio carta libre al jugador para que hiciera lo que creyera adecuado.

"Cavani está con un shock personal, es una situación natural por lo que pasó. Define él que hará. Ya ha pasado en otros planteles con situaciones familiares, que también decide el futbolista si viaja para acompañar al padre o si se queda", dijo Valdez consultado por El Observador. "Tabárez Le dio la libertad de decidir lo que mejor le parezca. La última palabra la tiene el jugador", agregó.

El llamado de la madre

Antes de la hora pactada para el entrenamiento en el Estadio Nacional de Santiago, Cavani escuchó unas palabras que lo hicieron entrar en razón. Del otro lado de la línea telefónica estaba Berta Gómez, madre del goleador, quien lo tranquilizó e instó a que se quedara en Chile defendiendo a la selección.

Más tarde, Gómez dijo al programa Las Voces del Fútbol que Guglielmone se haría cargo de las gestiones familiares y que ella personalmente se iba a poner en contacto con la familia del chico fallecido para pedirles disculpas en nombre del futbolista.

En ese momento Cavani decidió quedarse con la selección hasta el final y así fue que se subió al ómnibus que trasladó a los futbolistas para el reconocimiento en el Estadio Nacional de Santiago.

Una vez en el estadio, Tabárez habló en conferencia y afirmó: "Hay que esperar el paso de las horas. Habrá que hablar más veces con él para ver cómo está. Está afectado por la situación que vivió un familiar, en la que él no tuvo nada que ver".

"Hay que esperar el paso de las horas. Habrá que hablar más veces con él para ver cómo está. Está afectado por la situación que vivió un familiar, en la que él no tuvo nada que ver". Tabárez "Hay que esperar el paso de las horas. Habrá que hablar más veces con él para ver cómo está. Está afectado por la situación que vivió un familiar, en la que él no tuvo nada que ver". Tabárez

"Es un jugador con gran experiencia en medios muy exigentes, y con el correr de las horas tenemos que seguir hablando con él. Tengo confianza que pueda poner las cosas en su lugar después de hablar con la gente que tenga que hablar e interiorizarse para ya enfocarse hacia el partido" dijo luego el DT, más optimista.

En el entrenamiento y mientras la prensa observaba los primeros 15 minutos, Cavani no tocó la pelota y se dedicó a charlar con los otros dos referentes del plantel, el capitán Diego Godín y el sub-capitánMaximiliano Pereira.

Segundos antes de correr a la prensa, Tabárez llamó a los futbolistas y dio una charla motivacional. Los jugadores aplaudieron y luego comenzaron a correr, para por fin poder pensar en fútbol.

Cavani se quedará en Chile y jugará ante los locales con la cabeza en Salto. De todos modos, el grupo se propuso levantarse una vez más de una adversidad.


Acerca del autor