Prudente renunció al arbitraje

El juez decidió retirarse por la decisión del Colegio de Árbitros de bajarlo de categoría internacional

Líber Prudente renunció al arbitraje profesional por la decisión del Colegio de Árbitros de bajarlo de categoría internacional, según informó a El Observador un juez de Primera División.

En principio, esta decisión del juez no tiene nada que ver con los dichos del presidente de Peñarol, Juan Pedro Damiani, quien expresó este martes que "no está con sus capacidades a pleno para arbitrar en Primera".

Prudente se llamó a silencio y no atiende su celular.

Prudente vs. Peñarol
El Consejo Ejecutivo de Peñarol decidió respaldar el accionar del vicepresidente Edgar Welker, después de que el gremio de los árbitros (Audaf) le pidiera que rectificara sus palabras contra Líber Prudente, expresadas tras el partido del domingo en el que Peñarol empató 1-1 contra River Plate.

En aquella ocasión Welker dijo que “habría que revisar los tests sicológicos de Prudente” después de su actuación en el encuentro, durante el que expulsó a Damián Macaluso y Marcelo Zalayeta. Además, expresó que “es un árbitro que muchas veces no está en sus cabales” y que “tiene sobrados antecedentes en la materia para que el Colegio de Árbitros tome las medidas que corresponden”.

Los árbitros, en tanto, se solidarizaron con Prudente y resolvieron no dirigir más a los aurinegros hasta que Welker se rectifique. Audaf considera que las declaraciones “contienen términos injuriosos hacia el doctor Líber Prudente que lesionan su honor y dignidad tanto desde el punto de vista personal como profesional”, además de “lesionar el honor de todo el instituto arbitral”, expresó el gremio a través de un comunicado.

Es por eso que resolvieron no arbitrarle a Peñarol mientras no se rectifique públicamente. La medida es para los partidos en Primera división. El asunto será trasladado al Tribunal de Honor de la AUF y quedará abierta la posibilidad de iniciar acciones civiles o penales.

Sin embargo, lejos de rectificar sus palabras, el vicepresidente aurinegro ratificó sus dichos después de la reunión que mantuvo con sus pares del club. “No hay nada de qué rectificarse porque mis declaraciones fueron cuestionando a Prudente en calidad de árbitro y no en calidad de persona” dijo Welker. Y agregó: “Ratifico todo lo que dije porque así pienso hace muchos años, lo sigo pensando y veremos en el futuro qué pienso”.

Repitió que le gustaría ver las evaluaciones sicológicas del juez ya que es “incompatible con el arbitraje” de un partido de fútbol a raíz de su “afán de protagonismo en los espectáculos”.

Respecto a la decisión de Audaf de no arbitrarle más a Peñarol, manifestó: “Y bueno, nos iremos a jugar a otro lado”.


Populares de la sección

Comentarios