Promesa de buen tenis en la final de Wimbledon

El domingo en Wimbledon, Roger Federer y Novak Djokovic se enfrentarán en una final de Grand Slam tan solo por segunda vez en sus vidas, aunque se conocen como la palma de la mano

El suizo y el serbio forman con el español Rafael Nadal y el británico Andy Murray el grupo de los "cuatro magníficos", la vieja guardia que ha dominado la última década del tenis y que ha ganado 35 de los últimos 37 torneos de Grand Slam.

Tras mucho augurar un relevo generacional en este Wimbledon, por la pujanza de Milos Raonic o Grigor Dimitrov, el cartel de la final ha acabado resultando de lo más familiar.

"Iba a resultar difícil deshacerse de los cuatro al mismo tiempo, era inevitable que uno o dos sobreviviesen", estimó Federer tras su partido de semifinales ante el canadiense Raonic.

"Novak hizo su parte y yo esperaba hacer la mía, así que estoy muy contento", agregó Federer, que busca su octavo Wimbledon, un logro sin precedentes en la hierba londinense.

Los dos jugadores se han enfrentado en 34 ocasiones, con 18 victorias para el suizo y 16 para el serbio.

Pero sólo una vez el enfrentamiento ocurrió en una final de un torneo del Grand Slam, en el Abierto de Estados Unidos de 2007, con victoria para Federer.

Fue, además, la primera de las 14 finales de torneos mayores que disputó el serbio.

En Wimbledon, sólo se enfrentaron una vez, en las semifinales de 2012, con victoria para Federer.

El ganador se embolsará 1,76 millones de libras (2,22 millones de euros; 3 millones de dólares).

Djokovic: recuperar la racha ganadora y el nº1

Djokovic ha alcanzado la final de 12 de sus últimas participaciones en los torneos grandes -Abierto de Australia, Roland Garros, Wimbledon y US Open.

Sin embargo, ha perdido cuatro de las últimas seis, la última ante Nadal en Roland Garros, y quiere recuperar la racha ganadora de sus principios y el número uno mundial, ahora en manos de Nadal.

"Estoy muy motivado para ganar este Grand Slam tras perder tres de las últimas cuatro finales que disputé, mentalmente significaría mucho", explicó el serbio tras batir en semifinales a Dimitrov.

"Sé que puedo ganar este título. Tenía que haber ganado alguna de las finales de Grand Slams que perdí en el último par de años", estimó 'Nole'.

"Ojala pueda ganar el título y empezar una nueva serie de victorias en los torneos mayores", sentenció.

"He ganado el trofeo aquí en el pasado, sé cómo hay que hacerlo", recordó por su parte el suizo de 32 años, que es una amenaza mayor en el All England Club que en cualquier otro sitio.

A cada nuevo paso victorioso, Federer se encuentra en medida de agrandar su leyenda.

El domingo podría convertirse en el primer tenista en ganar ocho torneos de Wimbledon y en el segundo en anotarse en ocho ocasiones el mismo Grand Slam, algo que Rafael Nadal ya logró en Roland Garros.

Siempre que Federer llegó a la final de Wimbledon ganó, salvo en 2008, ante Nadal.

Por su parte, Djokovic, de 27 años, podría ganar su segundo Wimbledon tras el título de 2011 y su séptima corona de Grand Slam.

Federer, 32 años y 332 días, se convierte en el jugador de más edad en disputar una final desde que lo hiciera el estadounidense André Agassi en el Abierto de Estados Unidos de 2005 (35 años y 135 días).

El suizo es ya el hombre que más torneos mayores ha ganado, 17, tres más que el estadounidense Pete Sampras y que Rafael Nadal.

Becker y Edberg también juegan

A Djokovic le entrena el exjugador alemán Boris Becker y a Federer el sueco Stefan Edberg, protagonistas de una gran rivalidad en el All England Club a finales de los años 1980.

Ambos disputaron tres finales de Wimbledon, con dos victorias para el sueco y una para el alemán.


Fuente: AFP

Populares de la sección

Comentarios