Profesor del cambio

Bengoechea utilizó 18 jugadores en tres fechas y sigue buscando al equipo ideal para sumar
Peñarol entrenó ayer a puertas cerradas en Los Aromos de cara al partido ante Fénix el domingo, donde Bengoechea pondrá un equipo inédito en lo que va del Torneo Apertura.

Luego de ensayar durante la semana con una línea de tres con Jonathan Sandoval como cara nueva, Bengoechea volvió a decantarse por la línea de cuatro final y, ayer en el táctico, ratificó a los titulares con Gastón Guruceaga; Rodrigo Viega, Carlos Valdez, Emilio Mac Eachen, Gianni Rodríguez; Sebastián Píriz, Luis Aguiar; Nicolás Albarracín, Diego Forlán; Marcelo Zalayeta y Diego Ifrán.

La dolencia muscular de Matías Aguirregaray, la citación a la selección de Nahitan Nández, las paperas de Gonzalo Viera y el bajo nivel de Diogo Silvestre obligaron al técnico a las modificaciones.
La buena noticia para el técnico es el regreso de Aguiar, que ocupará un lugar en la mitad del terreno donde Peñarol sufrió ante Defensor Sporting.

Lo llamativo será ver cómo el equipo responde al cambio de laterales. Por el carril izquierdo, Bengoechea decidió darle una chance a Rodríguez en lugar de Diogo, de mal rendimiento ante El Tanque Sisley y Defensor Sporting, en una modificación de nombre que acarreará cambios en el andamiaje del circuito.

Ante un rival como Fénix que defiende en bloque cerca de su arco, es necesario contar con un lateral de recorrido que pueda romper los esquemas con diagonales.
Diogo tiene un perfil notoriamente más ofensivo que Rodríguez pero, justamente esa característica fue el arma que lo expulsó de la oncena titular.

Lento en el retroceso defensivo, el brasileño perdió la espalda en el segundo gol de Lozano ante Defensor Sporting y venía de cometer un penal infantil en la hora ante El Tanque Sisley.

En su lugar, Rodríguez es más aplicado tácticamente, apuesta a clausurar su sector pero tiene muy poca ambición ofensiva, algo que Peñarol necesitará como el aire para romper el bloque sólido al que apuesta su rival de turno.

Por derecha es improvisación absoluta. Sin Aguirregaray y con Andrés Rodales cedido –claro error de la estructura deportiva del club, ya que no tiene un suplente natural– la última opción es Sandoval, quien no rindió.

En ese sector Bengoechea le prende velas al rendimiento de Viega, quien ante los violetas jugó como volante creativo.

Viega no siente la marca como un atributo natural y solo se justifica su presencia como lateral si Peñarol quiere intencionalmente atacar con mayor recorrido por la banda derecha.

Si es así, el equipo estará rengo y defenderá con línea de tres cuando el juvenil se proyecte.
En la mitad del terreno, Peñarol apostará otra vez por Píriz en lugar de Nández, aunque seguramente el equipo tendrá otra cara al contar con un volante que asegura salida limpia de la pelota como Aguiar.
Albarracín será el volante externo por derecha y Forlán, que cambiará por tercera ocasión de puesto, irá de volante izquierdo.

El mejor jugador del Mundial de 2010 debutó ante Cerro jugando detrás de Zalayeta e Ifrán, ante El Tanque Sisley fue de punta junto a Zalayeta y ante Defensor Sporting, luego de comenzar como delantero, se retrasó como volante interior por izquierda para lanzar a sus compañeros.

Bengoechea trabaja para encontrar el equipo y es, a esta altura, el profesor del cambio.

Populares de la sección

Acerca del autor