Primera fisura en la celeste: dura crítica de Lugano

"El que no esté comprometido, que se baje". El capitán de la selección le pidió a sus compañeros que jueguen más y dijo que el equipo perdió "credibilidad" en las Eliminatorias

Luego de la derrota con Chile, la selección de Uruguay acumuló seis partidos sin ganar en las Eliminatorias para el Mundial de Brasil 2014. Ante este escenario y con la calculadora en mano, muy atrás quedaron los tiempos de respaldo colectivo a la selección celeste y al cuerpo técnico.

El capitán del equipo, Diego Lugano, reconoce el pésimo momento que atraviesa Uruguay y asegura que "así no se puede ir al Mundial". En declaraciones al programa A fondo (radio 1010), el zaguero comentó la charla que mantuvo con el plantel tras la derrota ante el combinado chileno: "Como hablamos con los muchachos, la mano viene pesada y el que no esté totalmente comprometido, el que esté cansado, que se baje, porque se complicó de verdad. No tenemos la credibilidad ni de la prensa ni de la gente. (La clasificación) la sacamos si estamos muy convencidos", indicó.

Lugano reconoció que el estado anímico del seleccionado uruguayo no es el del Mundial de Sudáfrica ni el de la Copa América. También fue duro con el desempeño futbolístico de los celestes en los últimos partidos: "Hemos bajado mucho colectivamente. Si queremos ir al Mundial tenemos que levantar lo futbolístico y anímico (...) Hay que darse cuenta que cada uno en lo futbolístico tiene que dar más. Ninguno jugamos lo que jugamos en nuestros clubes en estas fechas en la selección, a pesar de que hemos corrido más y hemos metido más... No hemos definido igual, no hemos hecho los pases en profundidad igual, no hemos cerrado igual, no hemos cabeceado igual", indicó.

El capitán también se quejó del arbitraje del argentino Néstor Pitana y de los penales que no cobró: "Lo de ayer es insólito, yo le dijo al juez que nunca me había pasado... Uno te la como, dos te hacés el boludo, pero cuatro (penales) es imposible. Entonces no te queda más que sospechar. Es imposible que ninguno de los jueces viera ninguno de los cuatro penales, algo raro hay. Ahora, de ahí a no reconocer que hace seis partidos que no ganamos, es algo diferente", sentenció.

Para la selección uruguaya ahora la mente está puesta en revertir la pisada y el próximo objetivo será Venezuela, rival con el que los celeste se enfrentarán en junio de visitantes.

"Lo primero es asumir que estamos mal, que ya no somos la selección campeona de América y cuarta en el Mundial. Estamos mal. Nos cuesta llevar la iniciativa en los partidos y es lo que vamos a tener que hacer de acá hasta el final, entonces eso va a llevar una carga importante desde lo emocional. Es un momento que cuesta creerlo y ahora tenemos que dar la cara", concluyó.


Populares de la sección

Comentarios