Presupuesto millonario para un torneo que puede cambiar a la región

El torneo que arranca el sábado tiene el objetivo de revolucionar la región y hacer crecer mercados clave como Estados Unidos y Brasil; tendrá un presupuesto millonario y varios partidos en vivo por TV
El sábado comienza una auténtica revolución para el rugby regional. Como lo fue hace más de 100 años el Cuatro Naciones europeo (luego se sumaron Francia e Italia), como a mediados de los 90 el Tri Nations (hoy Rugby Championship) significó un gran impulso para el rugby del Hemisferio Sur; la Américas Rugby Championship arranca con la expectativa de marcar un antes y un después en el rugby regional.

Es claro que compararlo pelo a pelo con los dos torneos principales de selecciones es excesivo. Pero la clave de la ARC, más que su peso deportivo actual, es su potencial de desarrollo deportivo y económico en el mediano plazo. Es la chance de llevar a la segunda región de mayor crecimiento en rugby en el planeta al nivel de las grandes ligas.

Argentina, EEUU, Canadá, Chile, Brasil y Uruguay jugarán el sábado un torneo todos contra todos, a una rueda y con sedes alternadas por año. Pero a diferencia de los viejos campeonatos panamericanos que se hicieron salteadamente a lo largo de la historia, la intención de este torneo es hacer ruido. Llamar la atención del continente deportivo y también del mundo del rugby, consciente del potencial de desarrollo que tiene la región.

Los números hablan de que el torneo tendrá cuatro equipos mundialistas, lo cual es suficiente atractivo para arrancar. Pero sobre todo, son otros números los que interesan a World Rugby, que le dio su bendición al proyecto con una inversión sin precedentes en la región: los mercados de Brasil y Estados Unidos, dos de los grandes objetivos del rugby a mediano plazo, que de lograr prender con la ovalada pueden provocar un cambio en la forma en que se conoce al deporte.

Brasil y Estados Unidos aparecen como mercados apetecibles también para la Sanzaar, organismo que organiza los torneos del hemisferio sur. Como expresa el periodista argentino Jorge Búsico en la columna que acompaña esta nota, la posibilidad de una franquicia americana en el Super Rugby –acompañando a la de Argentina, que comienza su este año- aparece como una chance de futuro. Si el rugby explota en la región, como es el objetivo de este torneo, y el profesionalismo empieza a ingresar en los países de América, el tamaño del mercado hará lo suyo para tener una invitación al Super Rugby.

Otro argumento de peso para argumentar que la ARC es una revolución: el presupuesto es el más grande de la historia en la región, con US$ 2,5 millones. La World Rugby destinará entre US$ 700 y US$ 800 mil para pasajes aéreos, teniendo en cuenta las largas distancias a unir. Además, cada unión pondrá en el entorno de US$ 150 mil para la organización de cada partido, que incluye alojamientos y alquiler de estadios.

En otro aspecto revolucionario, habrá una inversión de US$ 1 millón de parte de cadenas de TV. En Sudamérica y EEUU ESPN transmitirá la mayoría de los partidos en vivo, dándole al rugby una plataforma de exposición para las selecciones locales solo comparable a la de una copa del mundo.

"Para Uruguay es un torneo muy importante. Estamos a decididos a darle cada día más competencia a nuestros jugadores, para que puedan desarrollarse. Queremos estas cosas, una competencia internacional para que les sea tentador encontrar su crecimiento en Uruguay y no sea necesario tener que irse al exterior", explicó a Referí el presidente de la URU Sebastián Piñeyrúa.

Para que el torneo vea la luz fue fundamental el impulso de Agustín Pichot, ex medioscrum de Los Pumas y actual miembro de del board de World Rugby. Planteó la idea, ayudó a traer sponsors y televisoras, y quien convenció a World Rugby.

El torneo arrancará con un hándicap importante: en esta temporada no será obligatorio para los clubes europeos ceder a sus jugadores, lo que hace que los países deban negociar cesiones para cada partido. Según explicó el presidente de la URU a Referí, el motivo es que las negociaciones entre World Rugby y los clubes europeos se da entre marzo y abril, cuando aún no se había creado la ARC. Para el año que viene está el compromiso de que el torneos e cuente como una ventana internacional.

La ambición de la ARC es clara: el contrato es a cinco años, y luego la intención es ampliarlo e incluir una división B, con países emergentes –y mercados interesantes- como Colombia y México.

A partir del sábado, con el kickoff, el juego pasará a tener la palabra. Pero ante todo, se vienen tiempos que pueden cambiar la historia del rugby en la región.

Los detalles de la Américas Rugby Championship
Hora partido ciudad se verá en...
Fecha 1 - 6 y 7 de febrero
16:00 Estados Unidos-Argentina Houston Tv eSPN
19:00 Chile-Brasil Santiago TV eSPN
21:00 Canadá-Uruguay LanGford INTERNET
Fecha 2 – 13 y 14 de febrero
18.10 Argentina-Chile san juan TV ESPN
20.10 Brasil-Uruguay san pablo TV ESPN
21.10 Estados Unidos-Canadá Austin, texas TV ESPN
Fecha 3 –20 y 21 de febrero
20.10 Estados Unidos-Chile fORT LAUDERDALE TV ESPN
20.30 Uruguay-Argentina cAMPUS mALDONADO iNTERNET
21.00 Canadá-Brasil LanGford INTERNET
Fecha 4 –27 y 28 de febrero
18.10 Argentina-Canadá rOSARIO TV ESPN
18.10 Brasil-Estados Unidos sAO JOSE DOS CAMPOS TV ESPN
20.10 Chile-Uruguay SANTIAGO TV ESPN
Fecha 5 –5 y 6 de marzo
18.10 Uruguay-Estados Unidos Estadio charrúa TV ESPN
19.10 Chile-Canadá santiago iNTERNET
20.10 Brasil-Argentina San pablo TV ESPN

US$ 2.500.000
Presupuesto aproximado del torneo. La World Rugby pondrá alrededor de US$ 700 mil, la TV US$ 1 millón y cada país en el entorno de los los US$ 150 mil. Para todas las partes, los primeros años son una inversión, pero se espera que termine siendo un negocio floreciente una vez que el torneo se afiance.

11
Partidos por TV. ESPN compró los derechos para la región y también transmitirá varios partidos en vivo en Estados Unidos, lo que significa una inédita chance de exposición para el rugby en el continente.
21.00
El debut de Urguay el sábado. El equipo dirigido por Esteban Meneses ya está en Langford (Canadá) para el encuentro ante el local. El equipo mantiene la base del mundial, con algunas ausencias por retiro o por motivos laborales.

Las opiniones de los especialistas de cada país

El embrión para el Super Rugby
Por Jorge Búsico, periodista del diario La Nación y el log Periodismo-Rugby
La participación de la Argentina en esta edición de la Americas Rugby Championship hay que analizarla desde varios puntos de vista, pero especialmente de uno que es muy importante a futuro: el posible embrión de una franquicia americana en el Super Rugby. En ese sentido existen elementos contundentes: incorporar al negocio a un gigante económico como los Estados Unidos, a otros dos potencias como Canadá y Brasil y, también, encontrarle un equipo rentable a la masa de jugadores argentinos que quedarán fuera de los Jaguares, pero dentro del sistema de alto rendimiento profesional que instaló la UAR.

Pensar hoy en una segunda franquicia en el Super Rugby encabezada por la Argentina es un ejercicio a dentro de unos años. Agustín Pichot, el cerebro del armado de la alta competencia en la región americana, ha dicho en reiteradas ocasiones que todavía no se puede pensar en eso, pero nunca la descartó. Y el ex capitán de los Pumas sabe que el ingreso de los Estados Unidos cerraría el círculo del negocio fuerte, especialmente a través de la televisión.

A la SANZARA (nueva denominación con la incorporación de la Argentina) le sigue interesando ampliar los horizontes, como lo hará desde éste año con el acople de los Jaguares y de Japón, y el continente americano es toda tierra fértil para extender la competencia y el flujo de dólares.

La World Rugby también impulsa este proceso. Buena parte de la millonaria partida en libras esterlinas que viene recibiendo la Argentina desde 2008 está destinada a que desde allí se abra el abanico al resto de los países de la Región. Uruguay fue el primero en recibir parte de ese apoyo y la celebración de los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro le abrió la puerta por sí solo a Brasil.

En lo deportivo, Argentina XV tendrá una muy buena prueba en esta ARC. Con jugadores contratados y varios Pumitas, más parte del staff Puma, éste equipo será otra fuente de abastecimiento para Pumas y Jaguares. Y otro eslabón para la opulenta rueda de alta competencia que puso en marcha la UAR.


Después de un difícil 2015, un nuevo comienzo

Bryan Ray, periodista, editor de Americasrugbynews.com

Canadá comienza su campaña en la Americas Rugby Championship frente a Uruguay el 6 de febrero en el estadio Westhills, en Langford. Mientras que en años anteriores esto podría haber sido una victoria cómoda para los locales, esto no será el caso esta vez. Los Teros tienen casi la mitad de su equipo del Mundial de la disposición y sólo cuatro nuevos jugadores. Canadá tiene sólo nueve jugadores internacionales, posiblemente uno más, dependiendo de que se las arreglen para traer al segunda línea Evan Olmstead, que ha firmado para Londres escocés en Inglaterra.

Con tantos nuevos jugadores en el equipo que es difícil decir predecir su actuación, sobre todo a partir de la agitación causada por la sorpresiva renuncia del entrenador en jefe de la Copa Mundial de Kieran Crowley. François Ratier va a asumir en calidad de interino. Es muy respetado por su trabajo con el equipo nacional femenino, pero no está familiarizado con la mayoría de los jugadores y está a cargo de una misión imposible. Tendrá al menos un poco de ayuda de otros entrenadores provinciales, y más notablemente de Jamie Cudmore, el segunda línea de Clermont Auvergne que ayudará a los forwards mientras se recupera de una lesión en el cuello que sufrió en diciembre.

La primera línea debe ser un área de fortaleza, con los pilares Hubert Buydens, Djustice Sears-Duru, y Jake Ilnicki -parte del equipo de la Copa Mundial-, junto con el inicio del hooker Ray Barkwill. Buydens es el jugador con más experiencia y el capitán del equipo. La segunda línea es un poco más problemática. La retirada de Olmstead deja sólo Callum Morrison con partidos internacionales, además de tres jugadores jóvenes para completar el plantel.

La tercera línea es aún más preocupante. Sólo el ala Alistair Clark tiene gran experiencia, incluso a nivel de ARC. Lucas Rumball alguien a tener en cuenta tras haber capitaneado lado Sub-20 del año pasado.

En un poco mejor forma están los medios, con la primera opción de medioscrum en Gordon McRorie disponible para jugar contra Uruguay y Brasil, y el principal prospecto Andrew Ferguson su backup. Patrick Parfrey, última convocatoria para la Copa del Mundo, debería ser el apertura y él tendrá detrás de él una grande y fuerte línea de backs él en Nick Blevins y Mozac Samson.

En el fondo hay un impulso con la adición de Phil Mackenzie de Sale Sharks, por el momento el único profesional europeo en el equipo. Empezará como wing, con tres nuevos jugadores para llenar los otros dos puestos. Con 20 años de edad, Brett Johnson es el más prometedor, un defensa con una velocidad , tamaño similar y estilo de ataque a la estrella de Los Pumas Santiago Cordero.

En la mayoría de los casos, los nuevos jugadores la tercera, cuarta y hasta quinta elección en sus posiciones, pero con tantos jugadores no disponibles es el mejor equipo posible para este momento. La decisión de dejar de lado los profesionales es para asegurarse de que están disponibles para las más difíciles tests de junio y noviembre. Esperemos que en futuros torneos ARC haya más presencia profesional en el lado canadiense.

Dadas las circunstancias, es difícil hacer predicciones para el torneo, y la mejor esperanza de Canadá es escapar con un récord ganador. EE.UU. tiene nombró a un fuerte grupo de jugadores y ambos Uruguay y Argentina será duras pruebas. Brasil y Chile son menos difíciles, pero incluso los Cóndores podría ser un problema en Santiago. Después de un año terrible en 2015, la mayoría de los aficionados canadienses están simplemente esperando un nuevo comienzo y que algunos nuevos jugadores se prueben a sí mismos capaces de realizar cosas a nivel internacional. Cualquier otra cosa será un bonus.


Varios cambios en EEUU

Por Doug Coil, periodista especializado (http://djcoilrugby.com/)
Estados Unidos comienza la Américas Rugby Championship con un cambio de técnico: tras el alejamiento de Mike Tolkin, el cuerpo técnico de las USA Rugby Eagles hombres incluirá al entrenador en jefe John Mitchell y los internacionales Phil Greening, Rob Hoadley, y Marty Veale.

Mitchell, el ex entrenador de los All-Blacks estará en el cargo hasta 2019. Su personal incluye el analista Paul Goulding, al director del equipo Sean Lindersmith, y el preparador físico David Williams.

Greening es entrenador asistente y será entrenador interino debido a la muerte de la madre de Mitchell, que lo obligó a volver por unos días a Nueva Zelanda.

Greening ha tenido una influencia significativa en el programa Eagles 7s trabajando estrechamente con el entrenador en jefe Mike Tolkin y Chris Brown en los últimos dos años. Es un especialista defensivo que ha ayudado el programa Eagles 7s a reducir los recibifos. Seguirá trabajando con el programa de sevens, además de sus responsabilidades defensivas con las XVs Eagles.

Rob Hoadley, ex internacional con 24 caps, jugó con Gloucester, Sale Sharks y Los Wasps en la Premier Inglesa.

El grupo de jugadores de los EE.UU. constará de 37 jugadores para la Americas Rugby Championship inaugural. La disponibilidad será variable dependiendo del partido. Se trata de una mezcla de jugadores veteranos y nuevos.

La especulación ha existido desde hace algún tiempo en relación con los jugadores profesionales y su disponibilidad. El ex capitán Todd Clever EE.UU., actualmente jugando con los Newcastle Falcons, regresa a la escuadra junto con su compañero Eric Fry. Cam Dolan, Taku Ngwenya, Greg Peterson, y Blaine Scully también han sido liberados por sus respectivos clubes extranjeros durante al menos un partido de esta competición.

De los 37 jugadores en la plantilla, 15 jugadores han tienen experiencia internacional, y 11 jugado en la Copa del Mundo de Rugby. Ocho jugadores jugaron en la gira EE.UU de abril por Sudamérica contra Argentina y Uruguay.


Los 12 restantes tienen la oportunidad de ganar caps y luchar por un futuro con los Eagles. Mitchell dijo: La inclusión de "los jugadores contratados en el extranjero lleva la experiencia necesaria de profesionalismo de sus culturas club. El objetivo es que contagia a los jugadores más jóvenes. Su presencia es una parte esencial del desarrollo de los jugadores más jóvenes ".

La escuadra es joven, ya que casi dos tercios están bajo la edad de 27. Esta es una buena señal cuando se preparan para otro ciclo Copa del Mundo de Rugby.

La nueva liga profesional de rugby de EE.UU., Rugby PRO, también proporcionará una mayor exposición cuando comience el 10 de abril.

"Todos los involucrados tendrán que dar más de sí mismos y jugar en un entorno donde nunca han estado antes. Estamos más que interesados en la creación de una filosofía que entienda que ganar para EE.UU. es más importante que jugar para EE.UU", dijo Mitchell.


El mayor desafío para Brasil en la historia

Virgilio Neto, periodista, comentarista ESPN (Brasil)
A pesar de que ser la primera edición del torneo continental y antes de entrar en la cancha, lo más importante es que el XV brasileña ya tomó parte en la historia. Dentro de la competencia, es el peor colocado en el ranking mundial (42o). Como adversarios, otros equipos con más tradición en el deporte, con participación en mundiales y jugadores acostumbrados al rugby de muy alto nivel de juego. Serán enormes los desafíos para los Tupís.

Los últimos años han visto muchos cambios en los directivos técnicos de las selecciones brasileñas. Muchas rutinas de trabajo distintas, y se ha aprendido mucho con todas ellas. Después de todo, Brasil desconocía el rugby de rendimiento y "Americas Rugby Championship" es parte de este proceso. Los entrenadores Rodolfo Ambrosio (XV) y Andrés Romagnoli (7s) están en el cargo desde Octubre de 2014 y tienen la misión de poner a los Tupís en un nivel superior.

Los resultados han aparecido dentro y fuera de la cancha. Además del Sudamericano en el año 2015, la selección XV hizo una gira en Argentina, además de los partidos contra Alemania (dos derrotas, una por 29-12 y otra por 31-7) y contra Colombia (triunfo por 44-0) por el repechaje del CONSUR A 2016. A pesar de los resultados negativos en contra de los alemanes, el equipo ganó en grupo y ritmo de juego. Además, Brasil es un país de grandes distancias, para reunir los atletas se necesita un muy anticipado planeamiento, tiempo y dinero. Además, es necesario conciliar durante la temporada, los calendarios de las dos selecciones (XV y 7s) y las actividades de sus atletas, que se dividen entre los dos equipos. Después de todo, vamos a recibir los Juegos Olímpicos en Agosto y Brasil está clasificado. Un factor importante ha sido la implementación, desde el año pasado, de las academias de rendimiento en todo el País, similar a lo que ocurre en Argentina con los Pladares. Estos centros también sirven como preparación para los clubes locales. Es decir, hay un aumento de la competitividad entre los clubes y es más grande la gama los atletas disponibles para los equipos nacionales de Brasil, algo que no existía antes.

La victoria sobre Colombia en el pasado Diciembre pasado motiva al grupo. Serán convocados algunos jugadores que estaban en buenas campañas en los Torneos de Seven de Mar del Plata/ARG (ganador de la Copa de Bronce) y Viña del Mar/CHI (subcampeón y clasificado para Hong Kong), lo que dará aún más confianza. Sin embargo, la "Americas Rugby Championship" será un torneo completamente distinto, el en que la victoria es aún todavía una realidad distante. La primera victoria de los Pumas en "The Rugby Championship " se produjo sólo en el juego número 18, en la tercera vez en que se jugaba el torneo. Sin embargo, si Brasil quiere seguir creciendo, hay que jugar torneos como este. No hay duda de que los opositores van a poner claramente en qué nivel está la selección brasileña, y adonde Brasil quiere llegar.

Lo que aumentaría en gran medida la preparación de Tupis, sería participar en el campeonato argentino, al igual que los Teros. Pero la preparación ha sido muy intensa, e incluso con el retiro de referencias tales como Daniel Gregg y Fernando Portugal, el entrenador Rodolfo Ambrosio trabaja con el grupo más talentoso del rugby de Brasil en décadas. Se harán sentir algunas ausencias, como Allan Martins y Matheus Daniel. Sin embargo, el liderazgo y la experiencia de sus mayores, junto con la creatividad y ganas de los más nuevos, llevará, poco a poco, el juego de Brasil a un nivel superior.

El primer partido de los Tupís en "Americas Rugby Championship" tendrá lugar el sábado, 6 de Febrero contra Chile, como visitante. Como local, Brasil recibe a Uruguay en el Viernes, 12, en Barueri (ciudad de la Gran São Paulo).

Entre la ilusión y la incertidumbre

Pablo Werth Director Revista Rugbiers

Por años en Chile se culpaba como una de las razones del escaso desarrollo de nuestro rugby a la falta de roce internacional. En los últimos cinco años, sacando los partidos por el Torneo Sudamericano, Los Cóndores jugaron solo tres test matches, sumando dos derrotas con España y una con Portugal.

El anuncio de la realización del Americas Rugby Championship concretó un clamor que por años buscaba ser escuchado. Chile por fin participaría en un torneo de alto nivel de y de forma regular.

Lamentablemente, la primera edición del Americas Rugby Championship nos encuentra en un momento complicado. La renuncia Paul Healy a la banca nacional, a menos de dos meses del inicio del certamen, trastocó toda la programación diseñada y abrió una gran cuota de incertidumbre acerca del desempeño y futuro de Los Cóndores en el campeonato.

Con poco tiempo y sin recursos nuestro rugby se concentró en sacar adelante la situación y nominar a un entrenador de emergencia dejando las decisiones definitivas para una vez finalizado el torneo.

Tal como ocurrió tras la salida de Omar Turcumán de la banca nacional en diciembre de 2013, se volvió a recurrir a gente de la casa. Elías Santillán, técnico nacional de dilatada trayectoria y que estuvo a cargo del seleccionado en el Sudamericano de 2014, asume de forma interina, acompañado por Sebastián Gajardo, coach de la M20 y de U. Católica, y por Bernardo García, también entrenador del cuadro universitario.

En este contexto las opciones y pretensiones de Chile se limitan a luchar por el cuarto puesto hacia abajo apostando a derrotar a Brasil y a Uruguay en casa. Cualquier otro escenario superior será fruto exclusivo del esfuerzo del grupo de jugadores y del cuerpo técnico, que pese a todas las dificultades, ha entrenado como nunca, realizando una fuerte pretemporada, algo inusual para nuestro rugby, pero que está a la altura de los desafíos que vienen.

Salvo la ausencia del segunda línea Pablo Huete, jugador del Bayonne francés, Chile presentará lo mejor que tiene en su primer partido ante los brasileños, incluyendo cinco jugadores que militan en el extranjero. Lamentablemente, ellos solo estarán disponibles para el debut ante los Tupis, sembrando la incógnita sobre el rendimiento del equipo en el resto del torneo.

El futuro de nuestro rugby está en una nebulosa. Hoy solo se vive el presente sin un plan claro para más adelante. Solo una vez finalizado el Americas Rugby Championship sabremos en que dirección volarán Los Cóndores. Por el bien de la ovalada nacional esperamos que sea muy alto.

Acerca del autor