Presidente del COI le pasó un mensaje a FIFA

Thomas Bach es "absolutamente necesario poner todo sobre la mesa"
Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), afirmó este lunes en Lausana, tras la reunión de la comisión ejecutiva y en referencia al escándalo de corrupción que vive la FIFA, que "poniendo todo sobre la mesa" el organismo que ahora dirige "recuperó su credibilidad".

"Sabemos, por experiencia propia, que poner todo encima de la mesa puede ser doloroso, pero es absolutamente necesario. Lo hemos visto en nuestra propia historia. Solo así el COI recuperó su credibilidad", señaló Bach.

Bach considera que "la estructura de la FIFA es muy diferente a la del COI". "La diferencia en cuanto a dimensión es enorme. No hay comparación entre lo que ocurrió con (los Juegos Olímpicos de invierno de) Salt Lake City (de 2002) y lo que ha pasado en la FIFA", agregó.

En 1998 el COI se vio envuelto en un escándalo por la atribución de los juegos de invierno de 2002 a Salt Lake City que abrió un proceso de reforma complete en el seno del organismo.

Thomas Bach cree que la FIFA debe seguir haciendo reformas y destacó que la FIFA esté dispuesta a llevar a cabo cambios sustanciales.

"Hemos tenido este tipo de problema y lo abordamos mediante la introducción de límites de mandato, la reducción de los límites de edad, tener límites del mandato no sólo para los miembros, sino también de los miembros de la Comisión Ejecutiva y el presidente", añadió Bach.

"Uno de los principales pasos de esta reforma era tener atletas que eligieran a sus propios representantes en la Comisión Ejecutiva del COI; teníamos representantes de las federaciones internacionales y de los comités olímpicos nacionales. Esto significa dar a todos los interesados en el Movimiento Olímpico la oportunidad de expresarse", comentó.

La FIFA tiene dos investigaciones en curso en Estados Unidos y Suiza y un congreso extraordinario en el horizonte para elegir nuevo presidente, después de que el suizo Joseph Blatter renunciara al cargo días después de saltar el escándalo.

Blatter seguirá como presidente en funciones del organismo hasta que se celebren los próximos comicios, entre el próximo diciembre y marzo de 2016.

El suizo fue reelegido como presidente de la FIFA dos días después de la detención de siete altos cargos de la organización en Suiza a petición de Estados Unidos, que solicitó su extradición para juzgarlos por presunta corrupción.

Mientras, la FIFA admitió por primera vez que se podría anular el proceso de elección de las sedes de los mundiales de fútbol de 2018 y 2022, Rusia y Catar, respectivamente, si se comprueba que actos de corrupción influyeron de forma determinante en la decisión final.


Fuente: EFE

Populares de la sección