Presentan el partido como una guerra

El matutino La Tercera habla del historial de los encuentros entre Chile y Uruguay en Santiago con títulos exagerados y con la foto de la incidencia entre Jara y Cavani de la Copa América 2015

Enviado a Chile

Parte de la prensa chilena toma este partido ante Uruguay con títulos bastante rimbombantes. Algo así sucede por ejemplo con la edición de este martes del diario La Tercera que más allá del previo del encuentro, recuerda otros enfrentamientos en los que hubo problemas extrafutbolísticos.

"El regreso al teatro de guerra", titula el matutino con una fotografía del último partido entre los celestes ante Chile en el Estadio Nacional de Santiago que fue en la Copa América de 2015 y elige como foto de esa noche el momento en que Gonzalo Jara tuvo el lamentable gesto con Edinson Cavani que derivó en la expulsión por doble amarilla del delantero uruguayo.

En la gran mayoría de la nota refiere a lo que sucedió aquella noche recordando incluso que Jara fue suspendido de oficio por la Conmebol y que se perdió la semifinal ante Perú y la final frente a los argentinos.

También recuerda que hace un año en Montevideo, ambos se volvieron a ver y que Jara le pidió disculpas a Cavani las cuales el uruguayo aceptó luego del encuentro del Centenario.

"Esta noche, Jara y Cavani volverán a encontrarse, un elemento que le agrega una dosis de tensión -y sobre todo de morbo- a un enfrentamiento que tradicionalmente lo tuvo", agrega.

El recuerdo a Del Capellán

A su vez, recuerdan un partido por la Copa Juan Pinto Durán de 1975 jugado también en Santiago entre ambas selecciones que derivó en una batalla campal en la que hubo 19 expulsados.

Pese a que Uruguay ganaba 3-1, según recuerda La Tercera, "la permisividad del árbitro (chileno) Sergio Vásquez fue decisiva para generar un ambiente hostil. La celeste puso pierna fuerte y los chilenos contestaron a la provocación. A los 79', el lateral uruguayo, Eduardo Del Capellán (ayudante técnico de Fernando Curutchet hoy en Peñarol), bajó violentamente a Pedro Pinto. En ese momento Daniel Díaz corrió y le lanzó una patada voladora al infractor. De pronto, irrumpió un menor de edad y golpeó por la espalda a Saúl Rivero, desatando una gresca que terminó con 19 expulsados y dos charrúas heridos por piedrazos".

Tanto fue el lío que "entraron a la cancha el subsecretario de Guerra y el presidente de la ACF, un general de Carabineros (estaban en plena dictadura), quienes auxiliaron a los visitantes que tuvieron que quedarse media hora más en la mitad de la cancha para salvar su integridad".


Acerca del autor