Poyet sigue en racha negativa

El serbio Lazar Markovic anotó este sábado su primer gol esta temporada en la liga inglesa y evitó un nuevo tropiezo del Liverpool, que se impuso, no sin complicaciones, a un combativo Sunderland (0-1)

El serbio Lazar Markovic anotó este sábado su primer gol esta temporada en la liga inglesa y evitó un nuevo tropiezo del Liverpool, que se impuso, no sin complicaciones, a un combativo Sunderland (0-1).

El entrenador de los "reds", el norirlandés Brendan Rodgers, no modificó el Stadium of Light su ya característica defensa de tres, formada por Emre Can, Martin Skrtel y Mamadou Sakho, que le ha venido dando buenos resultados en las últimas fechas, acompañada de dos carrileros, como Lazar Markovic y Alberto Moreno.

El capitán Steven Gerrard, quien afronta sus últimos seis meses en Anfield antes de cruzar el Atlántico para jugar en Estados Unidos, volvió a ser titular en el centro del campo.

Sin embargo, fue Markovic, en una de sus escasas titularidades este curso, uno de los más destacados de su equipo en Sunderland.

A los ocho minutos de juego, el antiguo futbolista del Benfica puso por delante a los suyos con un disparo desde dentro del área tras una cadena de rechazos en las inmediaciones de la meta del rumano Costel Pantilimon.

El serbio, de 20 años, que le costó al Liverpool 25 millones de libras (32 millones de euros), anotó su primer gol en "Premier League" en su segundo disparo a puerta realizado en diez partidos disputados.

Con el tanto, los visitantes se sintieron más cómodos y generaron más peligro, con llegadas de Steven Gerrard y del propio Markovic, pero un Pantilimon muy seguro logró evitar el segundo gol "red".

A la media hora de juego, el capitán del Liverpool pudo doblar la ventaja de los suyos con una falta botada desde el costado izquierdo que ganó Alberto Moreno, pero su disparo lo desvió a saque de esquina, con sus más de dos metros de altura, el gigante rumano.

Apenas un minuto después, arquero local se asoció con el palo para evitar, de nuevo, el segundo tanto "red", después de un ortodoxo pero efectivo lanzamiento de tijereta de Markovic desde la frontal.

Perdonaba una y otra vez el Liverpool, que sin Raheem Sterling y Adam Lallana no lograba encontrar el camino del gol.

A falta de dos minutos para el descanso, Fabio Borini, quien estuvo en las filas del Sunderland la pasada temporada, recibió un gran pase largo de Emre Can y se plantó solo ante Pantilimon, pero, después de driblar al arquero, no logró definir.

Después del descanso, y con el Sunderland con un hombre menos por la expulsión de Liam Bridcutt a los tres minutos, estuvo a punto de llegar el tanto de la igualada de los "black cats", pero el travesaño evitó la hazaña.

Adam Johnson, uno de los futbolistas más destacados de los suyos este curso, lanzó un gran disparo desde 30 metros que el palo escupió ante un Simon Mignolet que ni se inmutó.

Intentó reactivar el técnico local, el uruguayo Gustavo Poyet, a su equipo con la entrada de Graham y Buckley, en lugar de Wickham y Giaccherini, respectivamente, pero la defensa bien plantada de los "reds" rechazaba cualquier acercamiento.

Antes, el entrenador del Liverpool, había dado entrada al defensa Dejan Lovren por Gerrard, y al italiano Mario Balotelli, sin apenas oportunidades en las últimas semanas, en lugar de un desacertado Borini.

Sin embargo, el marcador no se movió y el Liverpool escapó vivo de Sunderland con tres puntos vitales que le sirven para acercarse a los puestos europeos.


Fuente: EFE

Populares de la sección

Comentarios