Posesión sí, posesión no

La tendencia del último Mundial relativizó el valor de tener la pelota, ¿qué pasa en Sudamérica?

La discusión está instalada en el fútbol. De Mourinho a Guardiola en el primer mundo. De Rosario Martínez a Alfredo Arias en el Uruguay. Tocar o no tocar. Esa es la cuestión. ¿Sirve o no sirve tener la posesión de la pelota?

En el último Mundial el valor de la tenencia se relativizó. Del fútbol de posesión que se instaló como modelo dominante en Sudáfrica 2010, producto del auge del fútbol de Pep Guardiola al frente de Barcelona, se pasó a un torneo donde las dos victorias más resonantes las alcanzaron equipos que tuvieron menos la pelota que su rival.

Los dos partidos que quedaron en la historia fueron el 5-1 de Holanda a España donde los holandeses tuvieron una posesión de 43% y el 7-1 de Alemania a Brasil, donde los germanos la tuvieron en un 48%.

Sin embargo, en el total de 64 partidos de Brasil 2014 los equipos que tuvieron más la pelota que su rival ganaron 31 partidos y los que la manejaron menos, 20.

Esa cifra de triunfos con la pelota al servicio del equipo, equivalió al 48,4% en el Mundial.

Valoración de los protagonistas
Antes de enfrentar a Perú como visitantes, en las pasadas Eliminatorias, Óscar Washington Tabárez regaló un interesante concepto sobre la posesión de la pelota: “Es un recurso muy relevante tener la posesión de la pelota durante un tiempo importante del partido, pero la historia del fútbol indica que no es un elemento absolutamente decisivo. Y en el caso nuestro no somos un equipo de gran posesión de pelota; en el Mundial de Sudáfrica todos los rivales tuvieron mayor posesión que nosotros, entonces a veces influye en el resultado, pero a veces no”.

En el Mundial de Brasil 2014, Uruguay tuvo menos la pelota que sus rivales salvo en el debut ante Costa Rica (54%) donde perdió 3-1.

Si se habrá relativizado la tenencia del balón en el Mundial que España, Italia, Costa de Marfil y Corea del Sur no fueron nunca superados por sus rivales en tenencia pero sí en resultados: ninguno pasó de la primera fase.

Otros entrenadores, como el argentino Diego Simeone de Atlético de Madrid, desprecian el valor de tener la pelota: “¿Posesión? Ni me interesa. Para nada. Lo que me interesa es ganar. La posesión es un cuento que se ha vendido muy bien. Es una manera de ganar, pero no es la única”.

En la otra vereda, Xavi, emblema del fútbol de posesión de Barcelona, llegó a decir tras el rotundo 7-0 global ante Bayern Múnich por las semifinales de la Liga de Campeones 2012-2013: “El Bayern contra nosotros no jugó tan alegre como suele hacerlo; el balón fue nuestro y no pudieron dominarnos”.

En Europa hacen punta
Los cinco equipos que más y mejor manejan la pelota están en punta en sus respectivas ligas locales y también en fase de playoffs en las competiciones europeas. ¿Quiénes son? En orden, Bayern Múnich, Barcelona, Paris Saint-Germain, Roma y Juventus.

Bayern, líder con luz de la Bundesliga, tiene un 71% de posesión de pelota en la presente temporada, superando a Barcelona, segundo en España, que detenta un 70%.

Los Manchester de Inglaterra, Olympique de Marsella, Inter y Real Madrid completan el top 10. De estos equipos, solo Inter –octavo en Italia– y Manchester United –cuarto en Inglaterra– no atraviesan buenas campañas.

Números de la Libertadores
¿Qué ocurre en el fútbol de Sudamérica? Teniendo en cuenta los 37 partidos que se han disputado hasta ahora en la Copa Libertadores, los equipos que han dominado la posesión del balón han ganado 17 partidos y perdido 10. Solo en uno (Emelec-The Strongest) los equipos se dividieron la pelota por igual.

El porcentaje de triunfos casi reproduce la tendencia del Mundial: 45,9%.

Racing es el equipo sensación del torneo. Jugó dos partidos y los ganó por goleada: 5-1 a Táchira de visitante y 4-1 a Guaraní de local.

El campeón argentino intentó 898 pases en los dos encuentros con un porcentaje de eficacia de 90,7%. Solo falló 83 según los números de Data Factory.

En la otra vereda quedó Nacional, con el peor récord de pases intentados en un partido: 84 en la visita ante Palestino. El mismo número intentó Zamora en su visita a Wanderers en el Grupo 5.

Un hecho clave explica, en parte, la baja cantidad: ambos equipos se quedaron con un jugador menos en el primer tiempo. Pero cuando les tocó jugar con 11, ambos equipos apenas si superaron la barrera de los 100 pases.

Racing, la crema del fútbol europeo y la mayor cantidad de triunfos que se obtienen cuando se tiene más la pelota que el rival demuestran que la posesión, aún relativizada, sigue siendo un bien de mucho valor.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios