Por qué Blatter cambió de opinión en cinco días

El viernes celebró su reelección, pero la oposición de muchos países, la causa judicial en su contra y lo complicado que está su N°2 lo llevó a renunciar
Reelegido el viernes contra viento y marea para un quinto mandato en la presidencia de la FIFA, Joseph Blatter finalmente tiró la toalla el martes ante la sorpresa general, pero... ¿Por qué ahora y no hace cinco días?

Sumergido en uno de los más grandes escándalos de corrupción en el seno de una institución que él dirige desde hace 17 años, el suizo ha terminando cediendo debido a que la soga judicial cada vez le apreta más fuerte, según varios medios.

- La cuerda se acabó rompiendo -
"Le pedí que dimitiera, esto es suficiente. 'Sepp' Blatter me ha escuchado, pero me ha dicho que no, que es demasiado tarde. Es una pena", explicó el jueves Michel Platini, presidente de la UEFA.

Desde el arresto en la víspera en Zúrich de siete de sus responsables, sospechosos de corrupción, el presidente de la FIFA intentó resistir en la 'casa' en la que ha trabajado 40 de sus 79 años de vida.

A las voces de Platini y de otros responsables del fútbol mundial, se unieron las de dirigentes políticos del más alto nivel, como el primer ministro británico David Cameron.

Pero, fiel a sus costumbres, Blatter sacó el paraguas y se reafirmó en su discurso de inauguración del congreso de la FIFA: "No puedo vigilar a todo el mundo. Las culpas, si son reconocidos culpables, son de los individuos, no de toda la organización".

- Gana, pero empiezan las dudas -
El príncipe Ali bin al Hussein de Jordania llevó a Blatter a la segunda vuelta en las elecciones, antes de anunciar que se retiraba. Pero sembró las primeras dudas.

"Estaba un poco nervioso antes de este congreso. Dejaré a mi sucesor una FIFA más fuerte", reconoció Blatter en su discurso.

Uno de sus próximos explicaba la decisión de que se presentara a un quinto mandato.

"No hay nada que le importe más en su vida que la FIFA, si no es su hija Corinne", señaló sobre el suizo, conocido por su capacidad de trabajo y casado en tres ocasiones.

- 'Afectado y conmocionado' -
El sábado, delante de la prensa, el presidente de la FIFA reconoció estar "afectado por los ataques" posteriores al escándalo de corrupción. "La tempestad continúa, los efectos siguen", dijo.

Antes, en una cadena de radio suiza, reconoció estar "conmocionado" por las acusaciones de la justicia estadounidense, relacionando esta acción implícitamente con el hecho de que Estados Unidos no obtuviera la organización del Mundial 2022.

- Acusaciones sobre Valcke -
Aunque durante prácticamente toda su trayectoria como presidente Blatter ha sorteado los escándalos y las sospechas de corrupción, el suizo se levantó el martes con la revelación del New York Times de que su brazo derecho, el francés Jérôme Valcke, secretario general de la FIFA, transfirió 10 millones de dolares a cuentas administradas por el exvicepresidente de la institución Jack Warner, acusado por la justicia estadounidense por presunta corrupción.

La FIFA reconoció el traspaso y argumentó que el objetivo era "el desarrollo del fútbol en el Caribe". Aseguró que "ni Valcke ni otro alto responsable de la FIFA estaba al corriente".

A las 14h10 GMT, Blatter convocó una rueda de prensa para las 16h00 GMT, luego aplazada una hora más tarde. Fue entonces cuando anunció su dimisión.

"Estábamos al corriente de lo que iba a anunciar", señaló una fuente de la FIFA.

"Aunque fui reelegido, no tenía el apoyo de todo el mundo del fútbol", justificó Blatter en la comparecencia que sacudió los cimientos del fútbol mundial.

- La soga judicial apreta -
De acuerdo con los medios estadounidenses, Blatter, que hasta ahora no había sido señalado directamente, está ahora en la mira de la justicia de este país.

El New York Times considera que el suizo "ha intentado desde hace días tomar distancia con el escándalo", pero las autoridades "esperan obtener la cooperación de algunos responsables de la FIFA inculpados" para apretar la soga judicial contra él.

La cadena ABC News informó de una investigación del FBI que señalaba directamente a Blatter, citando responsables anónimos de las fuerzas del orden, así como fuentes próximas al caso, pero sin ofrecer más detalles.

Por otro lado la justicia suiza indicó el martes que la dimisión de Blatter no tenía incidencia en el proceso penal en curso y el fiscal general del país subrayó que el todavía presidente de la FIFA no tenía "el estatuto de acusado".

Fuente: AFP

Populares de la sección