"Por primera vez, los dirigentes dejaron de tener solo maquetas"

El dirigente carbonero admitió a El Observador que se deben tomar "una semana de reflexión" para hablar del futuro estadio y que tienen que saber "qué es lo que quiere todo el mundo Peñarol"

El dirigente de Peñarol, Walter Pereyra, dijo a El Observador que con respecto al futuro estadio “tenemos que pensar muy tranquilos una semana, debemos tener una semana de reflexión”.

A su vez, indicó que “ya depende de Peñarol, de nadie más. Ni del BROU, ni de la intendencia, ni de los permisos. De nadie”. Y agregó: “El apuro pasó a ser serenidad”.

“Muchos dicen que el estadio es la obsesión de Damiani. La obsesión de Damiani es que el estadio pueda ser viable, no es una obsesión personal. Él interpretó el sentir de la gente que quiere tener un estadio”, explicó.

En tanto, subrayó que “me quedan algunas dudas con relación a la resolución del BROU, pero quiero leerla a fondo e interpretar bien el expediente”.

“Luego del vértigo de trabajar durante tres años y pico, ahora es el momento de trabajar puertas adentro. Y cuando digo puertas para adentro, es Peñarol. Peñarol es un todo, es el oficialismo, son dirigentes que no son oficialistas y otros que tienen otro pensamiento”, dijo.

“Es un tema en el que tenemos que saber qué es lo que quiere todo el mundo Peñarol. No solo los socios, sino el resto de la gente que es hincha del club”, añadió.

“Por primera vez, los dirigentes dejaron de tener solo maquetas. El mundo Peñarol, ¿quiere el estadio? Ya hubo dos encuestas que realizó Luis Eduardo González que fueron contundentes y que el ‘sí’ primó por mucho margen. Hay que escuchar mucho a la gente”, explicó.

“Ya tenemos el terreno, el crédito, el aporte de los palcos y las butacas, el permiso de la intendencia y el permiso de la DINAMA. Ahora debemos decidir nosotros”.


Populares de la sección

Comentarios