Por la undécima medalla

Los deportistas uruguayos ganaron una decena de preseas, nueve de ellas entre 1924 y 1964. El deporte que más logró fue el remo, con cuatro. El fútbol aportó dos de oro

Uruguay aún no tenía 100 años de vida independiente cuando, en 1924, asistió por primera vez a una competencia olímpica. Fue en París y el bautismo olímpico fue óptimo: medalla de oro en fútbol con cinco victorias en cinco partidos disputados.

Cuatro años después, en Ámsterdam en 1928, Uruguay se convirtió en bi campeón olímpico de fútbol, cuando aún no se disputaban los Campeonatos del Mundo de fútbol.

Caso particular el de 1932, ya que Uruguay concurrió a los Juegos Olímpicos de Los Ángeles, con un deportista: fue el remero sanducero Guillermo Douglas quien se trajo la medalla de bronce en el single scull. Douglas, nacido en Paysandú en 1909, recaló en 1926 en Montevideo Rowing. En la cita olímpica fue segundo en la primera regata, puesto que repitió en el repechaje. Esa posición le catapultó a la regata final en la que fue tercero y logró la medalla de bronce.

La Londres de la post guerra recibió a los Juegos Olímpicos, en 1948. Antagónicmente a lo acontecido en 1932, la de 1948 fue la delegación más numerosa de Uruguay a una cita olímpica. Fueron 59 deportistas los que lograron dos preseas: ambas en remo: Eduardo Risso ganó la plata en el single y el par sanducero de Williams Jones y Juan Antonio Rodríguez lograron el bronce en el dos sin timonel.

Cuatro años después, en Helsinki, Juan Antonio Rodríguez se transformó en el primer, y único remero uruguayo, en lograr dos medallas olímpicas, ya que repitió el bronce en el "dos", en dicha ocasión con Miguel Seijas.

 

La leyenda del básquetbol

En los albores de la segunda mitad del pasado siglo XX, el básquetbol de Uruguay vivió su momento de mayor esplendor. El quinto puesto en los juegos de Londres de 1948, auguró el éxito que llegó en la cita de Helsinki, en 1952: el bronce. Uruguay jugó ocho encuentros, de los que ganó cinco y perdió tres. El equipo dirigido Olguis Rodríguez, ganó a Argentina 68 a 59 y trepó al podio olímpico tras Estados Unidos y la Unión Soviética.

Cuatro años después Melbourne vio nuevamente al elenco de básquetbol de Uruguay en el podio olímpico. En dicha edición la formación de Uruguay, dirigida por Héctor López Reboledo ganó seis encuentros y perdió dos y se hizo del bronce tras ganar a Francias 71 a 62. Nuevamente al podio tras Estados Unidos y la Unión Soviética. Cuatro jugadores repitieron la presea cosechada en 1952: Héctor Costa, Nelson Demarco, Héctor García Otero y Sergio Matto.

Tras las preseas cosechadas por el fútbol, el remo y el básquetbol, la novena medalla olímpica para Uruguay llegó en 1964, en Tokio. Preparado por Francisco Constanzo, el púgil Washington "Cuerito" Rodríguez logró la presea bronceada en peso gallo, tras superar sucesivamente al camboyano Sam An Ek, al checoslovaco Jaroslav Slajs y al nigeriano Karimu Young. Posteriormente cayó por puntos ante el anfitrión Takao Sakurai, a la postre medalla de oro.


El ostracismo

Tras más de tres décadas sin figurar en el podio olímpico, en 2000, Uruguay reapareció en el medallero olímpico. En Sidney, y dirigido por Hugo Scrkicky, Milton Wyants se convirtió en el primer ciclista uruguayo en lograr una presea olímpica, al ganar la plata en la prueba por puntos, tras el español Joan Llaneras. Londres recibe a los Juegos y tal vez, como ocurrió en la capital británica, en 1948, Uruguay logre figurar en el medallero olímpico.

Toda la información sobre los Juegos Olímpicos está en el Especial Londres 2012 de El Observador.


Fuente: Gustavo Martín @martingustav

Populares de la sección

Comentarios