Por desafiar a la lógica

Golden State deberá confirmar en Playoffs todo lo realizado en una temporada donde fue dominador; Álvaro Martín y Carlos Morales analizaron junto a Referí la postemporada
Jugando un básquetbol que roza la espectacularidad, con un Stephen Curry que festeja los triples cuando la pelota aún está en el aire, con un perímetro goleador con Klay Thompson y Andre Iguodala y un entrenador que supo ser campeón como jugador y entrenador como Steve Kerr, Golden State Warrios confirmó durante la última temporada regular ser el equipo más fascinante de la NBA e hizo añicos una marca que parecía inalcanzable: el registro de victorias de Chicago Bulls en 1995/1996 con un tal Michael Jordan como hombre de momento.

En los atletas de élite el hambre de gloria se regenera, el cansancio se recupera y la ambición bien entendida es moneda corriente. Por eso, el desafío de Golden State será repetir el anillo para sacarle jugo a una generación de jugadores brillantes y que el hito alcanzado de victorias no sea un simple apunte decorativo.

Con 73 victorias y apenas nueve derrotas en los 82 partidos obligatorios de la temporada, Golden State es el gran favorito para ganar su conferencia y ser el campeón de la NBA, pero antes deberá superar varios filtros en una Conferencia Oeste que siempre es más competitiva.

Álvaro Martín y Carlos Morales, especialistas de ESPN, analizaron junto a Referí lo que se viene en la postemporada.

"Ya en la primera serie, Golden State deberá emplearse al máximo porque Houston es un equipo que tiene talento, rebotea bien, tiene fuerza en los tableros y que por problemas de composición no llegó bien, pero tiene con qué plantearse ante Golden State". Álvaro Martín, relator de NBA para ESPN.
Curry y los suyos se medirán ante Houston Rockets, el peor clasificado del Oeste, pero un equipo que tiene potencial como para medir el aceite de los favoritos.

"Ya en la primera serie, Golden State Warriors deberá emplearse al máximo porque Houston es un equipo que tiene mucho talento, rebotea bien, tiene fuerza en los tableros y que por problemas de composición no llegó bien, pero Houston tiene con qué plantearse ante Golden State Warrios", opina Martín, relator de la Cadena ESPN del otro lado del hemisferio.

Consultado sobre el dilema de darle descanso a los jugadores de cara a la postemporada o utilizarlos para alcanzar la marca histórica de los Bulls, Morales, comentarista de ESPN, agrega: "Descanso también es no utilizar a muchos jugadores importantes en los últimos cuartos. Si se suman todos los minutos que estuvieron en el banco, las figuras no jugaron un montón de partidos. La NBA repite el modelo del éxito y Golden State hace lo que hace años viene haciendo San Antonio Spurs, de darle descanso a su plantilla en medio de la temporada regular para llegar aceitados a playoffs".

El presente de San Antonio Spurs

Otro de los cruces apasionantes será San Antonio Spurs ante Memphis Grizzlies, lo que anticipará un claro duelo de estilos de juego.

Para los dirigidos por Popovich serán 19 playoffs consecutivos y las piezas de Kawhi Leonard y LaMarcus Aldridge refrescaron a un equipo cuyo estandarte sigue en lo alto con Tony Parker, Manu Ginóbili y Tim Duncan, los Rolling Stones de una NBA que parece conservar a sus veteranos de guerra en su mejor versión.

Enfrente estará Memphis, un equipo rocoso, sin grandes virtudes en el juego perimetral y con énfasis en el aspecto físico para sacar réditos deportivos.

"Memphis no es un equipo con dobleces en ataque, su ofensiva es muy predecible y no tiene tanto tiro perimetral. Por lo tanto San Antonio no va a estar muy exigido desde el juego pero estará obligado desde lo físico. Será una serie física con jugadores veteranos como Parker, Duncan y Ginóbili. La condición física de San Antonio será importante", agrega Martín, a lo que Morales aporta: "Los jugadores estrellas de San Antonio hoy son los jóvenes. Aldridge y Leonard son los que deberán tirar del carro".

"San Antonio Spurs hizo un excelente básquetbol, opacado un poco por la gran temporada regular de los Warrios. Los Angeles Clippers y Oklahoma también pueden hacer una gran serie y sorprender", cierra Martín.

Los Clippers, otro retador de nivel

Otro de los equipos que estará en la conversación serán Los Angeles Clippers, que en la pasada temporada eliminaron a San Antonio y luego cayeron ante Houston en un año que les dejó un gusto amargo en la boca.

De la mano de Doc Rivers, el equipo ganó en madurez y buscarán tener la fortaleza de equipo para poder llegar a lo más alto.

"Los Clippers tuvieron una gran serie de primera ronda el año pasado, eliminaron a San Antonio y quitaron el pie del acelerador antes de tiempo antes de caer con Houston. Tienen una gran potencial, muy buen entrenador, pero les falta fortaleza mental. Quiero ver a DeAndre Jordan, Chris Paul y Blake Griffin con mayor madurez y potencia mental. Cuando tienes todos esos elementos estás preparado para ganar un campeonato", afirma Morales.

La postemporada arranca hoy con las series al mejor en siete juegos entre Indiana Pacers-Toronto Raptors y Boston Celtics-Atlanta Hawks (sábado, 21 horas por ESPN) por el Este al tiempo que Houston Rockets-Golden State Warriors y Dallas Mavericks-Oklahoma City Thunders (sábado 23.30 horas por ESPN) por el Oeste.

Los partidos de la serie de playoffs se podrán seguir por la cadena ESPN o por ANTEL Vera + en todo el territorio uruguayo.

El gran fracaso de 2016

Consultados sobre si el gran fracaso de la temporada fue la eliminación de Chicago Bulls, Morales y Martín coincidieron en que si: "Sin duda es el gran fracaso, sufrieron muchas lesiones, perdieron jugadores importantes, pero es la realidad de la NBA. Memphis perdió a Marc Gasol y clasificó. La excusa de las lesiones no se los podemos comprar a chicago", dijo Morales.

Martín sumó: "Perdió contra rivales directos en su casa y hay ciertos partidos que son claves porque sabes que todo el mundo les va a ganar. Brooklyn y Phoenix eran partidos imperdibles. Además tuvo una falta clara de liderazgo".

El gran retiro de 2016

A la hora de hablar de cómo Kobe Bryant alimentó su sed de mejorar para estar durante 20 años en el top mundial, Morales cerró con una reflexión: "Hay características especiales en algunas personas. Kobe se preparaba dentro y fuera de cada temporada para ser el mejor. Y hubo algo clave: la disposición a jugar con dolor. Él siempre le preguntaba a los médicos si las lesiones lo incapacitarían. Si los médicos le decían que le iba a doler, él jugaba. Solo paró si la lesión amenazaba su carrera. No todos tienen esa condición. Lo que vimos hacerle a Utah Jazz en su despedida lo hace especial. Trascendió, es una leyenda".

Acerca del autor