Por culpa de Vettel

La Fórmula 1 perdió 50 millones de televidentes en 2013 según el informe presentado por Ecclestone. Las carreras con final predecible explican sólo una parte de la variación

La empresa Formula One Group, que detenta los derechos comerciales de la Fórmula 1, publicó ayer su reporte global de medios 2013 donde detalla, abierta por mercado, la evolución de los ratings de la Fórmula 1.

La variación respecto a 2012 es negativa: la Fórmula 1 perdió 50 millones de televidentes. En 2012 había perdido 15 millones respecto a los 12 meses anteriores.

“La naturaleza poco competitiva”

“En 2013 nuestra audiencia global fue de 450 millones de espectadores, un descenso respecto a 2012, aunque no inesperado”, destacó al comienzo del reporte Bernie Ecclestone.

“La naturaleza poco competitiva de las últimas etapas del campeonato que terminó decidiéndose antes de los Grandes Premios de Estados Unidos y Brasil, eventos que aportan audiencias sustanciales, tuvieron un impacto predecible en la cobertura”, destacó Ecclestone.

“El efecto total se vio potenciado aún más, ya que el calendario 2013 tuvo una carrera menos”, manifestó.

Ecclestone supone que la situación puede revertirse en 2014 gracias a la llegada del nuevo reglamento técnico, que él ha criticado sin tapujos.

“Estoy seguro que la nueva temporada no solamente ofrecerá resultados impredecibles: traerá también competencia y emoción renovadas. Son desarrollos como este los que mantienen a la Fórmula 1 al frente de la tecnología relevante y sustentable”.

El escenario de audiencia declinante motivó el fuerte apoyo de Ecclestone a la controvertida medida de otorgar puntos dobles a la última carrera del calendario 2014, iniciativa contra la que se han manifestado abiertamente los seguidores de la Fórmula 1 a través de las redes sociales.

De TV abierta a TV para abonados

El cambio de canales de televisión abiertos a televisión para abonados ha dañado fuertemente la base de espectadores de la Fórmula 1 en los últimos años. Los costos de los derechos que exige Formula One Group son cada vez más elevados y han vuelto difícil sostener las trasmisiones únicamente con publicidad.

En 2012 ocurrió en el Reino Unido, donde la BBC dio paso tras varias décadas a Sky Sports, hasta que encontraron una fórmula compartida el año siguiente. El año pasado fue el turno de Francia, con el paso de TF1 a Canal+ con resultado similar.

De todas formas, el cambio en China de la estatal CCTV a una cadena regional significó una pérdida de 30 millones de televidentes, que explica nada menos que el 60% de la variación respecto a 2012.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios