Por ahora, Cuevas se mete en el Masters

Junto al español Marcel Granollers perdieron la final del torneo Conde de Godó ante los estadounidenses Bob y Mike Bryan; son la 5° mejor pareja del año
Tras la decepción de una tempranera eliminación en singles del ATP 500 de Barcelona, el uruguayo Pablo Cuevas tuvo una segunda oportunidad en el torneo de dobles, donde llegó hasta la final aunque no pudo levantar la copa.

El salteño formó pareja junto al español Marcel Granollers y en la final cayeron ante la dupla número 1 del mundo, la de los hermanos estadounidenses Bob y Mike Bryan.

El resultado de la final fue de 7-5, 7-5. Como lo muestran las cifras, el partido fue por demás parejo y Cuevas y Granollers combatieron hasta el final a la mejor pareja del mundo que cuenta con más de 100 títulos en dobles.

De esa forma se cerró la participación del uruguayo en Barcelona, quien el pasado jueves había sido eliminado en los octavos de final de singles ante el francés Benoit Paire, quien le ganó por un contundente 6-2, 6-4.

Para el uruguayo, la evaluación fue positiva: "Muy buena semana, siempre es lindo estar en una final. Hoy no pudimos con los hermanos Bryan. Próximo torneo ATP 1000 Madrid", escribió en sus redes sociales.
Con los 300 puntos obtenidos, la pareja de Granollers y Cuevas -que ya había llegado a semifinales del Abierto de Australia- ascenderá hasta el quinto lugar de la carrera de campeones, que toma en cuenta los resultados del año y que clasifica al Masters Finales de Londres. De esa manera, por ahora la dupla está adentro.

Además, en el ránking de dobles el uruguayo subirá hasta
alrededor del puesto 29.
Mientras tanto, en singles, Cuevas tendrá una semana de descanso, en la que no defenderá los 150 puntos obtenidos el año pasado en Estambul, cuando llegó hasta la final. De esa manera, cuando vuelva a la actividad en el Masters 1000 de Madrid, el 2 de mayo, Cuevas perderá alrededor de dos puestos, aunque seguramente no salga del top 30.

De todos modos, el uruguayo tendrá la presión de empezar a sumar puntos grandes en los tres torneos sobre polvo de ladrillo importantes que quedan (Madrid, Romna y Roland Garros), su mejor categoría y su mayor oportunidad para meterse en el top 20.