Polilla autocrítico: "Así no salimos campeones"

Da Silva abrió las puertas de Los Aromos y habló del pobre nivel de juego y de su posible salida del club luego de perder 4-0
Cuando Jonathan Fuentes pitó el final del partido entre Peñarol y Racing se escucharon varios suspiros de alivio por cortar una racha de cinco partidos sin victorias y que, con una caja de resonancia como la de Peñarol, evidenciaban una crisis deportiva.

Luego del ajustado triunfo, y sin la fiebre de preparar el partido inmediato del fin de semana, Jorge Da Silva atendió a los medios de prensa en Los Aromos e hizo una clara autocrítica donde habló del bajo rendimiento de sus jugadores, de la crisis de resultados y hasta reveló su charla con Damiani luego de la derrota ante Atlético Nacional por 4-0.

"El partido con Defensor Sporting fue el pico más alto en cuanto al rendimiento y la efectividad futbolística. El partido que nos marcó y del que nos costó mucho recuperarnos, por varios aspectos, fue el de Huracán (derrota 0-1 en el Estadio Centenario). Ese partido nos pegó muy duro porque rompió un poco la ilusión que teníamos todos de hacer una gran Copa Libertadores y fue ante un rival directo de local. A partir de ahí empezaron los problemas, no sólo porque bajó la producción futbolística, sino porque además comenzó una serie de lesiones que nos complicaron mucho. Jugamos los partidos más duros de la temporada con un equipo improvisado y fuimos a Colombia con una defensa que no había jugado nunca", dijo Da Silva a la hora de analizar el rendimiento de su equipo.

Consultado sobre la mala racha a nivel de resultados producto de la pobreza de un juego que nunca convenció, Da Silva fue autocrítico y no se escondió para hablar de la crisis: "Se fue agrandando la crisis y no era fácil salir de ella. Por suerte se dio el triunfo del otro día ante Racing, porque era fundamental cambiar la pisada y volver a encontrar tranquilidad. Yo vi una gran actitud, más allá de que dimos algún tipo de ventaja y cometimos errores, principalmente en los primeros 10 minutos que fueron un descontrol total y donde hubo un nerviosismo muy grande. Después vi al equipo muy enchufado, jugando como una final. Racing nos inquietó en gran parte del partido y nos manejó la pelota. El equipo todavía no había mostrado esa rebeldía, esa concentración y esa actitud para jugar partidos decisivos. Eso fue lo más rescatable aunque nos queda preocupación y sabemos que el equipo debe levantar su rendimiento porque así no nos va a dar para ser campeones".

A la hora de hablar sobre la charla que mantuvo con Juan Pedro Damiani luego de la derrota ante Atlético Nacional, Da Silva se sinceró: "Fue un momento duro para todos, el quinto partido sin ganar nos golpeó desde lo anímico y no es fácil perder 4-0 de local. A Damiani le dije que estaba convencido de que este grupo iba a salir adelante pero que entiendo también que un club tan grande como Peñarol a veces exige soluciones inmediatas. Le dije al presidente y a los directivos que los liberaba de cualquier tipo de compromiso, que si ellos entendían que me tenía que ir para que esto cambiara no había problema. La respuesta de Juan Pedro fue que siempre hubo confianza en el trabajo y quedó en eso".

Populares de la sección

Acerca del autor