Polémica salida de Damonte

Un dirigente echó en cara la actuación del volante que se fue a Estudiantes entre versiones encontradas

El sorpresivo pase de Israel Damonte a Estudiantes de La Plata fue uno de los puntos críticos de la pretemporada de Nacional, porque mientras los dirigentes tricolores dijeron una cosa, el futbolista y su representante dijeron otra.

El jueves por la noche el affaire alcanzó un punto caliente, cuando el secretario tricolor, Claudio Puig, publicó una serie de mensajes contra el volante en su cuenta de Twitter. Luego, ante la polémica que generó, los borró.

Puig escribió que Nacional perdió 3-0 el clásico y Damonte fue titular y lo expulsaron; que Damonte fue titular cuando Nacional quedó eliminado de la Copa contra Real Garcilaso, y que Damonte también fue titular en el último Clausura, uno de los peores del club albo.

Después, el dirigente borró lo que había escrito y pidió perdón: “Pido disculpas si molesté a alguien, esa no fue mi intención. La intención fue poner hechos objetivos”, escribió. Luego, le contestó a otro usuario: “Sin dudas me equivoqué. Pero había que bajar a la realidad. Parecía que se estaba yendo Messi”.

Unos días antes, el martes 23, cuando la noticia de la transferencia comenzaba a tomar cuerpo, Puig había escrito: “Damonte tiene contrato hasta diciembre y para que se vaya tienen que negociar con Nacional”.

El jugador también mandó un mensaje con doble sentido. “Si fuera por mi cabeza me voy a Estudiantes, pero si fuera mi corazón, me quedó en Nacional”, dijo.

Antes de oficializar su pase, repitió en varias entrevistas que se quería quedar en los tricolores, entre otras cosas porque su familia se había adaptado a vivir en Montevideo.

“Mi idea es seguir en Montevideo, pero quiero que Nacional me guiñe un ojo”, manifestó Damonte. Lo que quería era que el club le diera “la posibilidad de renovar el contrato” que vencía en diciembre. El miércoles pasado en una entrevista radial, agregó: “Hoy el técnico (Arruabarrena) me dijo ‘la verdad es que no contaba con vos’”, confundiendo un poco más la situación.

Al mismo tiempo, el dirigente José Fuentes señaló que este no era el momento de negociar la prolongación del contrato de Damonte porque estaba vigente hasta diciembre.

Damonte expresó que pretendía que Nacional le extendiera el vínculo por seis meses, mientras que Fuentes dijo que el representante del jugador, Juan Cruz Ollier, quería una extensión de dos años.

A todo esto, el jugador informaba que Estudiantes le había ofrecido tres años de contrato y después firmó por dos.

En las redes sociales el tema estalló, entre los hinchas que no están de acuerdo con la transferencia del jugador y entre los que no les afectó.

Varios integrantes del plantel de Nacional saludaron a Damonte a través de Twitter. El preparador físico Gustavo Roberti escribió que “el fútbol te quita y te da. hoy me sacó de al lado a @israeldamonte, pero a su vez me permitió conocerlo. De los tipos que siempre querés con vos. Gracias”.

“Se te va a extrañar mucho amigo” escribió Jorge Bava, e Iván Alonso puso “una de las cosas lindas que tiene el fútbol es que te pone en el camino grandes seres humanos como @israeldamonte”.

El sitio oficial de Nacional también despidió con sentimiento al jugador que llegó al club con Marcelo Gallardo en 2012. “Gracias, Israel” se tituló la nota en la que se destacó “el coraje y la hidalguía” con que defendió la camiseta de Nacional.

El viernes Damonte concurrió a Los Céspedes para despedirse de los funcionarios del complejo. Por la noche se despidió de los hinchas en una cervecería. 


Populares de la sección

Comentarios