Polémica en Rio por la foto que unió a las dos Coreas

La surcoreana Lee Eun-JU vio a su ídola Hong Un-Jong, de Corea del Norte, y le pidió una selfie; no se imaginó las críticas que le llegarían por ello

La joven gimnasta surcoreana Lee Eun-Ju nunca imaginó la polémica que se desataría por culpa de una selfie. El martes pasado, durante la competición de gimnasia artística, la joven vio a la veterana atleta de Corea del Norte, Hong Un-jong, y le pidió una foto juntas, algo que se ha hecho recurrente en Rio 2016. La simbólica foto entre las gimnastas de dos países vecinos pero técnicamente en guerra se viralizó en las redes sociales y provocó una oleada de comentarios.

"La vi y le pedí que nos hiciéramos una foto de recuerdo", explicó Lee a la emisora de radio surcoreana KBS. "No me esperaba una reacción así, todavía estoy sorprendida".

Como no se firmó ningún tratado de paz después de la guerra de Corea (1950-1953), no hay prácticamente comunicación entre los dos países y los surcoreanos no pueden viajar al norte sin autorización gubernamental. Además, Corea del Norte está permanentemente bajo el ojo vigilante de occidente por sus ensayos nucleares y amenazas constantes.

Thomas Bach, el presidente del Comité Olímpico Internacional, destacó y celebró este "gran gesto" que ilustra perfectamente , según él, el espíritu olímpico.

Embed

Lee tenía sólo 9 años cuando Hong, 10 años mayor que ella, se convirtió en la primera norcoreana en ganar una medalla de oro en gimnasia, en salto en los Juegos Olímpicos de Pekín-2008.

Las dos gimnastas nunca habían coincidido en una competición antes de los Juegos de Rio pero Lee admitió que había visto a Hong por televisión y ésta le había impresionado. "No sé mucho de política pero no creo que nuestra relación con Corea del Norte sea tan terrible", agregó la joven gimnasta.

"Nos mezclamos con atletas de otros países, nos saludamos. ¿Por qué nosotros (los coreanos del Sur y del Norte) no podríamos hacerlo también?", se preguntó.


Fuente: AFP