Polémica en el Mundial de Moscú: Isinbayeva defendió ley rusa contra homosexuales

La leyenda del atletismo criticó a sus colegas que criticaron las políticas del gobierno; “si permitimos que se promuevan estas cosas en las calles nos daría mucho temor por nuestra nación”

La rusa Yelena Isinbáyeva, que derramó lágrimas de emoción al recibir hoy su medalla de oro como campeona mundial de pértiga, criticó minutos antes el gesto de la atleta sueca Emma Green, que compitió con las uñas pintadas con los colores del arco iris en apoyo a la comunidad gay de Rusia.

"Es una falta de respeto hacia nuestro país, hacia nuestro ciudadanos, porque nosotros somos rusos. Tal vez somos diferentes a otros europeos, pero tenemos una ley que hay que respetar", afirmó la pertiguista en alusión a la Ley contra la promoción de la homosexualidad, que entró en vigor recientemente en Rusia.

"Si permitimos que se promuevan y se hagan todas estas cosas en las calles, entonces nos daría mucho temor por nuestra nación, porque nos consideramos gente común y corriente", dijo la bicampeona olímpica, en inglés. "Vivimos hombre con mujer, mujer con hombre".

"Todo tiene que estar bien. Así es la historia. Nunca tuvimos estos problemas en Rusia, y no queremos tenerlos en el futuro. Tenemos nuestro hogar y todos tienen que respetarlo".

"La constitución de la IAAF resalta el principio de nuestro compromiso con la no discriminación por inclinación religiosa, política o sexual", dijo a la AP el vocero de la IAAF, Nick Davies. "Junto con esto, está nuestra creencia en la libre expresión como un derecho básico, lo que significa que debemos respetar tanto las opiniones de Green Tregaro como de Isinbayeva"."

Isinbáyeva señaló que cuando viaja a otros países trata de respetar sus leyes. "No intentamos imponer nuestras leyes allí donde vamos, sino que nos mostramos respetuosos", subrayó.

Con respecto a la homosexualidad, Isinbáyeva comentó: "Estamos contra su promoción, no, obviamente, contra la libre elección de cada persona. Es su vida, es su elección, sus sentimientos, pero estamos en contra de su promoción y yo apoyo al Gobierno", afirmó.

Emma Green, clasificada para la final de altura de los Mundiales, compitió hoy en la ronda de calificación con las uñas pintadas con los colores del arco iris como señal de apoyo a la comunidad "gay" y en disconformidad con la ley contra la propaganda homosexual vigente en Rusia.

"Yo diría que, más que una protesta, es una manifestación de lo que pienso", declaró Green tras la competición, mostrando las uñas ante las cámaras con los colores adoptados como símbolo por los homosexuales.

La saltadora, medallista de bronce en los Mundiales de 2005, indicó que conoce, al menos, a otra atleta sueca que ha hecho lo mismo, la velocista Moa Hjelmer, eliminada hoy en la primera ronda de 200 metros.

"Cuando llegué a Moscú", relató Green, "lo primero que vi cuando abrí las cortinas fue un arco iris sobre la ciudad y pensé que era una buena señal. En ese momento decidí pintarme las uñas con esos colores, una forma de manifestar lo que pienso".

El Comité Olímpico Internacional (COI) ha pedido aclaraciones a Rusia sobre la ley contra la propaganda homosexual, según declaró el pasado día 9 su presidente, Jacques Rogge, en la rueda de prensa oficial celebrada en Moscú en vísperas de los Mundiales.

"Hemos recibido garantías y confirmación por escrito de que nadie será discriminado por motivo alguno de parte del señor (viceprimer ministro ruso Dimitri) Kozak, pero en el documento hay indefiniciones, que hemos pedido aclarar en detalle", dijo Rogge.

Al mismo tiempo, el presidente del COI descartó que la ley rusa contra la propaganda homosexual que ha provocado incluso llamamientos a boicotear los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014, que se celebrarán en Sochi, sea un problema mayor.

Según destaca la agencia AP, “el texto de la ley no prohíbe explícitamente la participación en desfiles de orgullo gay o la promoción de la igualdad de derechos de los gays, bisexuales y transexuales en medios cibernéticos, pero cualquiera que salga a la calle con una bandera con arcoíris o escriba sobre relaciones de gays en Facebook será acusado de hacer propaganda. Si alguien es procesado y luego encontrado culpable, se expone a sentencias de cárcel o la deportación”.


Populares de la sección

Comentarios