Plantel de trayectoria

Los aurinegros conformaron un equipo con figuras de carrera hecha en Europa, sumando oficio y experiencia

El club de los 30 y pico”, tituló hace dos semanas El Observador en relación a que muchos de los futbolistas del actual plantel de Peñarol superan esa edad.

Esa es una realidad incontrastable que no habla para nada mal del equipo. Si bien por un lado hay jugadores con mucha edad –como los casos de Darío Rodríguez quien cumple 38 en setiembre– o el propio Antonio Pacheco con 36, esos mismos años pueden ser tomados como una experiencia fenomenal, siempre y cuando en la cancha, demuestren que están para jugar y que se encuentran físicamente bien.

El sábado de la semana pasada fue presentado en Figueirense de Florianópolis, equipo brasileño de la Primera división, el minuano Sebastián Abreu.

El delantero cumplirá 36 años en octubre próximo y dio su versión de cómo ven en el país norteño a los jugadores con una edad que “normalmente” para el fútbol uruguayo es muy avanzada.

“Acá en Brasil no se fijan en la edad de los jugadores. Si estás bien físicamente, si en la cancha demostrás lo que sabés, podés jugar mucho tiempo”, explicó el futbolista minuano.

Una apuesta diferente

Como hace un buen tiempo que no sucede en el club de las 11 estrellas, Peñarol más que nunca en esta temporada que se avecina, apostará a la trayectoria de los jugadores. Y no solo a ello, sino también, a la estatura de muchos de los integrantes del plantel que dirige Jorge Da Silva.

Ejemplos abundan entre estos muchachos mirasoles de los que fueron contratados últimamente.

El retorno de Antonio Pacheco es uno de los casos emblemáticos de este conjunto aurinegro.

El Tony, en su cuarto pasaje (tercer regreso) por la institución, suma ya 18 años en Primera división desde que debutó de la mano de Gregorio Pérez en 1994 en un encuentro matutino contra Basáñez.

Es uno de los tantos futbolistas de este Peñarol que jugaron algunos años en Europa, algo que no es menor.

Pacheco tuvo un fugaz pasaje por Internazionale de Milán, y luego jugó muchos años en España. Si bien alternó buenas y malas entre Espanyol, Albacete y Alavés, la experiencia que allí cosechó le sirvió para seguir creciendo.

Darío Rodríguez, el más veterano de todos, ya lleva 20 años en Primera.

Sus seis temporadas en Schalke 04 de Alemania –además de haber disputado un Mundial– también demuestran una trayectoria importante. En Gelsenkirchen, la ciudad de Schalke, Darío es ídolo y eso quedó demostrado en el partido homenaje a estadio lleno que le tributaron los hinchas hace años cuando se fue, al igual que sucedió hace poco más de un mes con el español Raúl.

A su vez, Marcelo Zalayeta cumplió 17 años jugando en Primera desde su debut con Danubio.

Jugó un Mundial juvenil en el que fue elegido Balón de Plata como segundo mejor jugador del torneo detrás de Nicolás Olivera y de allí a Juventus fue un abrir y cerrar de ojos. Tuvo dos pasajes por ese club que lo cedió a varios clubes italianos como Empoli, Perugia, Napoli y finalmente Bologna. También fue cedido a Sevilla de España. Antes de regresar a Peñarol hace poco tiempo, defendió a Kayserispor de Turquía.

Pese a no ser uno de los más grandes en edad, Damián Macaluso tiene una gran carrera en el exterior.

Con sus 32 años suma su decimoquinta temporada en Primera división.

En Italia, defendió a Sampdoria, Catania, Venezia y en divisionales menores, a Sambenedettese. Pero luego llegó a ser figura de Nancy de Francia, club que dirigía en esos momentos el uruguayo Pablo Correa.

Uno de los pases más resonantes de este período, fue el regreso de Juan Manuel Olivera.

El delantero tampoco está exento de un recorrido interesante por el mundo-fútbol, aunque es de los pocos casos que no conocen Europa, ya que no ha defendido a ningún club del viejo continente.

Sin embargo, es de los que más cambió de equipo al haber jugado en Argentina, México, Chile, Paraguay, Corea del Sur, China, Arabia Saudita y Emiratos Árabes en sus 11 años en Primera.

El mismo tiempo tiene Aureliano Torres, mientras que el Lolo Estoyanoff, –también con pasado europeo, en España y Grecia–, ya tiene 12 años jugando con los mayores. Carlos Valdez cuenta con una década, y defendió a tres clubes distintos en Italia.

Así está Peñarol. Apostando a la trayectoria de su plantel. 


Populares de la sección

Comentarios