Piqué: el futbolista diferente y polémico

Volvió a ser protagonista de una situación que pasó de la cancha a la actualidad española
Soy muy impulsivo, una persona a la que le va la marcha y que intenta romper un poco con lo establecido". Así se autodefine Gerard Piqué, el catalán zaguero de Barcelona y la selección española, quien esta semana volvió a ser noticia tras una polémica en la que –esta vez– no tuvo nada que ver, pero por la que terminó anunciando que dejará a "la Roja" cuando finalice el próximo Mundial de Rusia 2018.

Cansado de los hostigamientos constantes cuando sale del Camp Nou, donde es rey, el campeón en Sudáfrica 2010 dijo basta.

La nueva polémica surgió en las redes sociales, ¿cuándo no? El futbolista decidió cortar las mangas largas de la camiseta española antes del partido contra Albania. En la web, al ver su indumentaria, entendieron que lo había hecho para sacar el dobladillo con los colores de la bandera de España. Y así surgieron distintos comentarios críticos e imágenes.

Hasta el destacado diario deportivo AS, de Madrid, entró en la rosca y en su sitio web dio noticia de lo que surgía en las redes. "Piqué se recorta los colores de España en las mangas", tituló.

Pero había una confusión. El defensor había vestido una camiseta de manga larga, que había cortado, y que no tenía el detalle de los colores, que solo estaba en el modelo de manga corta.

"He cortado la camiseta porque las mangas eran muy justas y me molestaban", explicó tras el encuentro el jugador, quien ya estaba al tanto del embrollo que se había armado. Inmediatamente, AS pidió disculpas por hacerse eco "de la agitación de las redes sociales, ese barullo inextricable del que poco bueno sale".

Esa nueva polémica, y los nuevos hostigamientos que recibió, hicieron que Piqué pusiera su fecha de salida a la selección.

"Me gusta salirme"
"Parece que todos nos tenemos que comportar de una manera que marca la sociedad y que no nos podemos salir de esa línea. Y a mí, a veces, me gusta salirme. Hago lo que siento en todo momento y soy feliz comportándome así", agregó el futbolista al hablar de sí al diario El Mundo.

Como se nota de su definición y como lo demostró en más de una vez, Piqué no es un bebé de pecho. Su rivalidad contra Real Madrid y su postura con respecto a la independencia catalana, lo ha llevado a que en varias ciudades de España haya sido silbado cuando defendió a la Roja.

A la de por sí existente pica generada entre los medios deportivos afines a Real Madrid y a Barcelona, el zaguero le fue poniendo condimento, lo que generó una nueva erupción esta semana.

Cuando Barcelona ganó el triplete en 2015, Piqué lanzó la primera granada. "Gracias a Kevin Roldán, contigo empezó todo", expresó en los festejos en el Camp Nou. Hacía mención al cantante colombiano que había estado en el cumpleaños de Cristiano Ronaldo, horas después de que los merengues perdieran 4-0 ante Atlético de Madrid.

A los tres días de sus dichos, el zaguero tuvo que jugar con España en León, zona con muchos hinchas madridistas, y fue fuertemente silbado cada vez que intervino en el partido, comenzando algo que se repite hasta hoy cada vez que juega en la selección.

A eso se le suma su orgullo catalán y su posición sobre la independencia, lo que ha llevado a que sea cuestionado cuando juega en la selección española, a que siempre este bajo la lupa, como pasó ahora con las mangas.

El futbolista siempre aclaró que está a favor de un referéndum en el que se vote la posición catalana con respecto a España, pero no con la independencia. "No tiene nada que ver estar a favor del referéndum con estar a favor de la independencia. Hay muchísima gente que ha apoyado el referéndum, en Cataluña y en el resto de España, y que está en contra de la independencia. No hay ningún problema en eso", señaló a El Mundo.

"El problema es que esa información se vende de una manera o de otra según qué canales lo den y mucha gente se lo cree", agregó Piqué, un futbolista que reconoce que le gusta ser diferente a la media de los jugadores, lo que le llevó a estar en boca de todos.

Una bola de nieve

Apenas unos minutos habían pasado del encuentro entre Albania y España cuando apareció en Twitter una imagen de la TV en la que se veían las mangas cortadas de Piqué. Se interpretó que lo había hecho para sacar los ribetes con los colores de España, se replicó en las redes y llegó a medios masivos como Marca y AS, ambos de Madrid. Tras el partido el jugador explicó que su modelo de camiseta, de manga larga, no tenía los colores. Hasta la Federación de Fútbol de España salió a apoyarlo al aclarar que había cortado las mangas de una casaca sin los colores.

ADN catalán

Gerard Piqué es hijo del abogado Joan Piqué y de Montserrat Bernabéu, jefa de la Unidad de Daño Cerebral del Instituto Guttman de Barcelona. Su abuelo, Amador Bernabéu, fue vicepresidente del FC Barcelona y fue quien lo hizo socio del club, al que el pequeño Gerard llegó a los 10 años para hacer las inferiores. Además del fútbol, Piqué, a quien el diario El Mundo señala como nacido en "una familia adinerada", tiene una empresa de videojuegos y es socio de un restaurante. Para el futuro, ya dijo que desea presidir al Barça.

Sí al reférendum

El Parlamento de Cataluña votó días atrás celebrar un referéndum a más tardar en setiembre de 2017. Los independentistas catalanes aseguran que esa consulta tendrá lugar con o sin el visto bueno de Madrid, aunque se enfrentarían a un problema de legalidad y de credibilidad. Sobre el tema, Piqué, quien en 2014 participó junto a su hijo Milan en la celebración del Día de Cataluña, ya manifestó que está a favor de que se haga esa votación, aunque aclaró que eso no quiere decir que esté a favor de la independencia. "No tiene nada que ver estar a favor del referéndum con estar a favor de la independencia", declaró.

Si juego por España es porque de verdad siento que debo jugar. Primero, porque tenemos una selección que es la rehostia y, segundo, porque ahora mismo yo soy español" Gerard Piqué El zaguero al diario El mundo

Populares de la sección