Piden detención de Passarella

El extécnico de la selección uruguaya está involucrado en una investigación por reventa de entradas y la policía lo tiene filmado

El extécnico de la selección uruguaya, Daniel Passarella, otros exdirigentes de River, cuatro barras, dos policías y el hermano de la ministra de Justicia tienen pedido de detención por la reventa de entradas, de acuerdo con una investigación realizada por el diario Olé.

El periódico informó que “el 23 de junio de 2012, River se jugaba el ascenso a Primera contra Almirante Brown en el Monumental. Guillermo F., socio y abonado de la San Martín media, fue soñando con dar la vuelta junto a su hijo y su pareja, también abonados. Pero se encontró con que uno de los asientos que le pertenecía, estaba ocupado. Cuando reclamó, el hincha que estaba en dicha butaca sacó su entrada de protocolo, comprada en la reventa. Tenía misma fila, mismo asiento. Todo podría haber quedado en una simple anécdota, pero cuando Guillermo F. reclamó a las autoridades, lo ningunearon y lo patotearon. Entonces, dos días después decidió hacer la denuncia judicial por estafa. Quizás él no lo sabía pero estaba dando comienzo a la mayor causa por defraudaciones y estafas por reventa de entradas que engloba a barrabravas, dirigentes, policías y hombres ligados al Gobierno. Una bomba mucho mayor que la que explotó en Boca a mediados de año y que llevó ahora al fiscal José María Campagnoli a pedir el allanamiento del club, de los domicilios particulares y las detenciones de Daniel Passarella, Diego Turnes, Gustavo Poggi, ex responsable del área de socios, Eduardo Rabufetti, ex vocal ligado al Kaiser, Andrés Montinero, gerente de Top Show (empresa encargada de hacer el canje de entradas de socios), los oficiales Alejandro Rivaud, ex capo de la división barras de la Federal, y Alejandro Hayet, hijo del ex jefe de Asuntos Internos de la Federal, y los capos barras Martín Araujo, Guillermo Godoy, Matías Goñi y José Uequín”.

¿Y Passarella en todo esto? Según Olé: “Tiene escuchas donde justifica el uso de dinero del club para su campaña política: él mismo habilita para el superclásico con Boca 1.310 entradas para que no vayan al canje y sí a manos del ex secretario Daniel Bravo y el ex vocal Rabuffetti, y, en lo que termina siendo el escándalo mayor, está filmado por la Policía reuniéndose en el restaurante Happening el 14/11/13 con Marcelo Fígoli, el dueño de Top Show, y… sí, Matías Goñi, el hombre de la barra que negocia las entradas, que tiene los contactos políticos de alto nivel y cuyo estándar de vida demuestra que armar una sociedad con directivos y policías para revender entradas en perjuicio de los socios y verdaderos hinchas de River es un negocio fenomenal que alguien, algún día, debe parar”.


Populares de la sección

Comentarios