Piden aplazar los Juegos Olímpicos por el virus del Zika

Un grupo de 170 científicos remitió una carta a la Organización Mundial de la Salud y al Comité Olímpico Internacional pidiendo aplazar fechas y sedes de las competencias

El virus del Zika tiene en jaque a Brasil. Y los Juegos Olímpicos están en la mira de las autoridades sanitarias. Es que, con medio millón de personas acudiendo a Río para los Juegos, los riegos se incrementan a límites insospechados.

El tema llevó a más de 170 científicos a instar a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y al Comité Olímpico Internacional (COI) a aplazar o cambiar de sede las competiciones. "Hay que aplazar los Juegos: el zika se contagiará por vías insospechadas", dijo el epidemiólogo canadiense Amir Attarán que es el primer firmante de una carta que se remitió a la OMS y al COI.

Según reveló el diario El País de España, la OMS no ha accedido a la petición de los científicos. Attaran considera que el organismo no se atiene a los riesgos: "Podrían surgir nuevas epidemias en otros lugares. Hay que subrayar que el virus de Brasil es diferente al que existe en otros muchos países. Por eso allí vemos por ejemplo casos microcefalias que no ocurrían con el zika en esa misma zona antes de esta epidemia", aseguró Attaran.

Los Juegos crearán nuevas vías de contagio, asegura el investigador: "¿Cuántos etíopes visitan normalmente Brasil? Muchos menos, desde luego, de los que lo hacen cuando se celebran allí unas olimpiadas". Su conclusión es clara: "Hay que aplazar los Juegos: el zika se contagiará por vías insospechadas".

Attaran considera que las medidas para el control del mosquito que ha puesto en marcha Brasil son insuficientes y habría que esperar hasta que se haya erradicado la plaga de Aedes aegypti, el mosquito que es el transmisor fundamental del virus, "Si [las autoridades] lo logran, y quizá sea solo cuestión de unos cuantos meses, podrán celebrarse los Juegos. El problema es que las medidas de control de la plaga en Brasil no están teniendo éxito". El epidemiólogo refiere, en positivo, dos casos en el pasado en los que el país sudamericano sí logró la erradicación del Aedes aegypti: poco después de la Segunda Guerra Mundial y al final de los noventa.