Perros muertos y sillones en las aguas del yachting de Río de Janeiro

Veleristas que realizan pruebas en Río de Janeiro se quejaron de la mugre de las aguas; para el uruguayo Alejandro Foglia “que las aguas estén contaminadas es peligroso e injusto”

Alejandro Foglia, quien fuera el deportista mejor posicionado en los juegos de Londres 2012, entrena duro en Valencia de cara a los próximos Juegos Olímpicos. En Río 2016 Foglia correrá en clase Finn, en vez del Laser, debido a las condiciones climáticas de la cancha de Río de Janeiro.

Precisamente, las aguas de Río de Janeiro son por estos días centro de la polémica de cara a los Juegos Olímpicos de Río Janeiro. Esta semana se disputaron en la bahía de Guanabara las primeras regatas de prueba de vela, a dos años de los Juego Olímpicos, y los deportistas se mostraron preocupados por la suciedad del agua, según publicó la agencia de noticias AFP.

Dentro del agua, los atletas, muchos de ellos medallistas olímpicos, chocaron con infinidad de desperdicios como botellas de plástico, sillas y hasta un perro muerto.

En un recorrido la semana pasada, la AFP se topó con enormes cantidades de bolsas y botellas de plástico, un gato muerto y la cabecera de una cama. Cuando llueve hay más basura, aseguran los pescadores de la zona.

Las aguas de la laguna Rodrigo de Freitas, que bordea los barrios ricos de Rio y donde se realizarán las competencias de remo y canotaje, también están contaminadas.

Para la organización, a pesar de que se vierten allí miles de litros de aguas servidas por día, está "limpia y cristalina", estimó eel presidente del comité organizador de los Juegos Olímpicos 2016, Carlos Nuzman.

"Estuve el sábado con el Comité Olímpico Internacional (COI), recorrí toda la bahía de Guanabara (...), pasé por todos los locales donde van a tener las pruebas y el agua estaba limpia y cristalina", dijo a la AFP Nuzman al margen de un balance presentado a dos años de la ceremonia inaugural. "Estamos contentos, conversamos con la federación y con atletas", añadió.

La opinión de Foglia
Foglia no sólo compitió sino que entrenó varias veces en las aguas de Río y dijo no haber visto tanta contaminación como se está diciendo ahora. “Yo no sé cómo está ahora, pero me enteré por notas que leí y por documentales que hubo varios competidores del test de vela que se están quejando”, expresó.

Para Foglia el tema de la contaminación no sólo es peligroso sino que le parece injusto. “Uno va navegando y sobre todo para las clases que van más rápido, por ejemplo los 29er, y se le aparece un sillón flotando y es peligroso. Además, es injusto también para la competencia, porque a veces tenés que ir más atento a por dónde estas navegando que a la competencia. Podés incluso, tener la mala suerte de engancharte algo en el timón y no darte cuenta, y estar perdiendo puestos por la culpa de una bolsa o algo que tengas enganchado”, dijo Foglia a El Observador.


Fuente: En base a AFP y redacción El Observador

Populares de la sección

Comentarios