¿Periodistas? ¡Alto ahí!

Ingresar al estadio Metropolitano es una odisea: el calor insoportable, el tráfico impresionante y después, pasar dos requisas policiales

Dos horas antes del inicio del encuentro los alrededores del escenario donde a la hora 17:30 se enfrentan Colombia y Uruguay es un hervidero. La temperatura roza los 40°C y la gente camina de un lado a otro, todos con camisetas de la selección colombiana.

El periodista le pide al taxista que se apure, pero es imposible atravesar los trancones. El hombre no sabe cuál es la entrada de prensa. Consulta con un policía, luego con otro y el tercero, desde arriba de un camión, le indica el lugar.

Llegamos. Pero no. Hay que caminar 100 metros por un callejón sin salida. El sol pega fuerte. Dos guardias solicitan la acreditación y piden un documento para fijarse que sea la misma foto y el mismo nombre. Luego, hay que abrir el bolso y mostrar todo: cables, enchufes, pendrive, papeles, grabador y el netbook.

Ahora sí. Avanzamos. Al llegar a la segunda puerta, otra vez los policías nos detienen. Solicitan la acreditación y piden que levantemos los brazos. Palpan, buscan quien sabe qué, vichan otra vez el bolso y… “adelante”.

Ya adentro del estadio nos guian hasta la sala del Centro de Medios, un lugar con aire acondicionado. Es el paraíso.


Fuente: Juan José Díaz, enviado espacial a Barranquilla

Populares de la sección

Comentarios