Pérez dio el susto en Hungría

El piloto de Force India sufrió un aparatoso accidente sin consecuencias este viernes en la primera sesión de entrenamientos del Gran Premio de Hungría

El mexicano Sergio Pérez, que sufrió un aparatoso accidente sin consecuencias este viernes en la primera sesión de entrenamientos del Gran Premio de Hungría, declaró que fue un día "muy positivo" hasta que perdió el control de su monoplaza.

En el circuito de Hungaroring, cerca de Budapest, la escudería Force India no participó en la segunda sesión para privilegiar la seguridad de sus pilotos y buscar la causa del problema mecánico que provocó el accidente del 'Checo'.

"Fue un día muy positivo hasta el accidente. Gestionamos una buena lectura del balance e hicimos varios cambios en los reglajes que nos llevaron en la dirección correcta. Por desgracia tuvimos el problema en la suspensión trasera, lo que hizo que nuestra jornada acabara temprano", señaló el mexicano.

"Esto nos ha costado perder mucho tiempo en la pista, pero afortunadamente podemos recuperar mañana y minimizar el impacto en el balance del fin de semana. Todavía creo que podemos hacer una buena sesión de clasificación, soy optimista sobre lo que resta de fin de semana", añadió.

La primera sesión se interrumpió dos veces con bandera roja. En primer lugar cuando Pérez perdió el control de su monoplaza y después, a cinco minutos del final, cuando el alerón delantero del finlandés Kimi Raikkonen se soltó tras tocar un vibrador del circuito húngaro.

Pérez llega a Hungría tras encadenar dos carreras terminando noveno, Gran Bretaña y Austria.

Este año consiguió puntuar también con un décimo puesto en Australia, un octavo en Bahréin y un séptimo en Mónaco. Fue además undécimo en China y Canadá, y decimotercero en Malasia y España.

En la clasificación general de la temporada es duodécimo con quince puntos.


Fuente: AFP