Perdió Nadal y no revalidará su título en Río

El italiano Fabio Fognini lo sorprendió y le ganó de atrás; el español terminó acalambrado al otro día de ganarle al uruguayo Pablo Cuevas

Rafael Nadal no podrá revalidar el domingo su título de campeón del Abierto de Río ante David Ferrer, tras caer el sábado de noche ante el italiano Fabio Fognini, que llegó a Brasil como cuarto cabeza de serie del torneo.

Tras el partido de cuartos jugado el viernes ante el uruguayo Pablo Cuevas que terminó bien entrada la madrugada, Nadal pareció salir decidido a solventar el partido del sábado por la vía rápida, pero fue finalmente el italiano quien, tras una buena remontada, se llevó el partido por un ajustado 1-6, 6-2 y 7-5 en dos horas y 17 minutos.

Ya desde el primer set Nadal dio muestras de su incontestable superioridad, tanto técnica como anímica, quebrando el servicio al italiano en la primera ocasión de que dispuso, en el segundo juego.

Desde es instante Fognini fue a remolque del manacorí, que ya no dio opción a su rival hasta que volvió a puntuar en el sexto juego, con un marcador muy adverso de 5-1 a favor del español.

Hasta cerrar la primera manga con un 6-1, pese a cometer hasta tres dobles faltas, Nadal dejó grandes detalles en la tierra batida de la pista central del Jockey Club, como una dejada imposible en contestación de un gran golpe del italiano, que fue ovacionada por el público presente; o una gran remontada en el cuarto juego.

En el segundo set Fognini, actual número 28 en el ránking de la ATP, consiguió rehacerse tras perder el servicio en el primer juego, igualando el marcador en el siguiente.

Un Fognini en racha empezó a cobrar ventaja, llegando a dejar a cero a Nadal en el séptimo juego, para acabar llevándose la manga por 6-2, con el español siendo sólo capaz de llevarse uno de los cinco 'breaks points' de que dispuso en toda la manga.

El tercer set fue sin lugar a dudas el más igualado de los tres, en parte porque ambos jugadores cometieron varios errores no forzados, así como varias dobles faltas.

Entonces, el de Manacor comenzó a subir más a la red, logrando algunos puntos de bella factura, uno de los cuales llegó a ser aplaudido por el propio Fognini, y haciendo correr a su rival por toda la pista.

Estos gestos no evitaron que el italiano fuera a por todas, como demostró su actitud en el quinto juego en el que dejó a Nadal sin puntuar.

Pero el español, actual número tres de la ATP, no se dejó amedrentar y ambos fueron intercambiando golpe tras golpe, juego tras juego.

A estas alturas la afición brasileña estaba ya volcada con el manacorí, tanto como estaba en contra del de San Remo, quien llegó a tener un par de gestos feos derivados de su frustración en algunos momentos del partido.

Con los dos jugadores sacando máximo provecho de su saque, se llegó a un parcial de 5-5, sin que ninguno de los dos hubiera podido quebrar el servicio a su adversario.

Fognini entonces cumplió con su servicio y en el siguiente juego puso a Nadal contra las cuerdas, si bien el español, que fue por detrás todo ese duodécimo juego, llegó a salvar un 'match point'.

Pero tras una polémica decisión arbitral que señaló como fuera un golpeo de Nadal, el italiano no perdonó una segunda bola de partido y se llevó el encuentro.

El Abierto de Río de Janeiro celebra este año su segunda edición, en la que repartirá 1,25 millones de dólares, de los cuales el ganador del torneo ATP se llevará 316.400 dólares, además de 500 puntos; y el otro finalista 142.650 dólares y 300 puntos.


Populares de la sección

Comentarios